Tokio: Detrás de los atletas cubanos, la confianza de los entrenadores (+Fotos)

Tokio: Detrás de los atletas cubanos, la confianza de los entrenadores (+Fotos)
Fecha de publicación: 
23 Julio 2021
0
Imagen principal: 
La mayor satisfacción de Gabino es ver a sus discípulas coronar esfuerzos con buenos registros.

La mayor satisfacción de Gabino es ver a sus discípulas coronar esfuerzos con buenos registros. 

Pocas veces imaginamos todo lo que encierra la puesta en forma de un deportista determinado. Ante la inminencia de una competencia de envergadura, siempre demandamos rendimientos de calidad, sin importar qué hay detrás de cada paso, puño, tackle, ippón o salto.

Entonces, juzgamos, colocamos en la delgada línea roja de los cuestionamientos a atletas, entrenadores y demás miembros del colectivo técnico sin reparar en una serie de variables o elementos de consideración influyentes.

Hoy, la historia que nos compete, justo cuando se descorren las cortinas de la XXXII edición de los Juegos Olímpicos en el Estadio Olímpico de Tokio nos acercaremos a atletas sí, pero desde la voz y perspectiva de sus formadores.

Hablamos de Gabino Arzola, artífice del despegue y la colocación de las pruebas combinadas cubanas en el primer nivel Mundial. Un hombre a quien he visto tirar su sombrero al suelo, exaltarse cuando las cosas no salen bien, poner la mano sobre los hombros de sus discípulos luego para manifestarle su apoyo, y hasta estar una semana prácticamente sin comer y afeitarse, canalizxando la tensión, como si en cada una de las diez o siete pruebas le fuese un pedazo de vida...

Gabino, la paternidad vestida de sapiencia

Dos días cruciales de competencias en La Habana, referente anterior de Gotzis, la presión al límite y la opción de inscribirse en Tokio a flor de piel…

“Pienso que tanto yorgelis como Adriana se comportaron en ese termómetro de presión como lo que son ambas, dos atletas de mucha clase. Adriana debía exigirse por encima de su 100%. De Hecho, logró marca personal de 6 313 puntos, pero en los entrenamientos había hecho más. Tokio era posible también para ella.

Yorgelis (logró 6 437 de registro clasificatorio) tenía un pico máximo de casi 6 700, pero acumulaba una deuda de trabajo de más de dos años y medio, con sedimento de una operación de rodilla, y con arrastre de lesiones reiteradas en la pierna de despegue en el salto de altura, (posee mejor marca de 1.95 en este evento) que es su pierna izquierda.

A eso le sumamos situaciones de inestabilidad en el entrenamiento producto de la Covid-19, pues regresamos de Portugal el 7 de enero y hasta el 4 de marzo no pudimos reincorporarnos con seriedad al trabajo. Casi dos meses en cero tras lo cual acumulamos solamente 12 semanas de trabajo.

En la 13 competimos en Gotzis y en la 16 logramos la marca en el Estadio Panamericano. Yorgelis es una atleta de mucho nivel, se recupera de a poco, y estas competencias dejaron margen de crecimiento, pero también de deudas de trabajo y competencias. Yorgelis a partir de ahora puedereinsertarse en el lugar en que ella estaba en el mundo y codearse con las mejores”.

Tiene entre sus mejores pruebas el salto de altura, la jabalina, la longitud… ¿Cómo ha estado diseñado el trabajo con relación a esas pruebas y el resto, tomando en cuenta su deuda física precedente?

“Después de Gotzis en el mismo cuarto del aislamiento trabajamos. Yorgelis ha mejorado mucho la coordinación, pues hicimos trabajo neuromuscular. Gracias a eso debe ganarle centímetros a la longitud (tiene 6.50 de tope personal). Debe crecer ahí, y también en el 100 c/v (exhibe 13.48 segundos), donde tiene margen. A eso le sumamos la altura donde la paramos en 1.80 para cuidarle la pierna, pero si continúa su fortalecimiento y persiste sin molestias, puede seguir trabajando sobre esa base y pegarse a 1.90 nuevamente”.

La psiquis de una y de otra. ¿Cómo se complementan ambas, en materia técnica y psicológica?

“El compromiso era fuerte. Hablamos de que con 6 420 puntos usted incluso puede quedar entre los ocho mejores en los Juegos Olímpicos. Adriana se enfrentó a una campaña posible y Yorgelis estaba más en duda. Psicológicamente ambas llegaron muy bien a ese heptatlón final pues Gotzis nos dejó un sabor de crecimiento.

A Adriana le falla el salto alto el primer día y se recuperó en el 200; y luego falló su mejor prueba: el salto de longitud. Tiene 21 años, era un compromiso mayúsculo, y no tiene el aval de heptatlones que posee Yorgelis. Tiene enorme potencial, pero la madurez de los atletas no se produce de igual forma ni en la misma temporada.

Ella es una atleta de maduración tardia, que debe alcanzar sus picos máximos de rendimiento en el próximo ciclo.

Yorgelis tiene enorme maestría, y en el momento de sus lesiones la progresión era constante y generalmente en las competencias fundamentales”.

Teniendo en cuenta el nivel de recuperación de Yorgelis, la masa muscular activa bien y muy bajos niveles de grasa, ¿Qué podemos esperar de ella?

“Primero debemos estabilizar sobre 6 600-6 700 nuevamente. A Tono como venía sus perspectivas eran de 6 900 puntos, si no hubiese presentado esa fractura, de 6 800 hacia arriba.

Hemos revisado todo desde el punto de vista funcional y médico, y de ahí marcamos el punto de partida para continuar con el trabajo.

Establecer un límite de hasta dónde puedo llevarla y aprovechar mucho este levantón psicológico, lo cual considero será un factor clave en un posible resultado en Tokio.

Se levantó, siente que puede más, e hizo ese heptatlón en La Haba na con mucha más presión que la de los propios Juegos, en condiciones inhóspitas, solas, sin contrarios, menos tiempo de recuperación entre eventos. Eso fue muy complicado, pero ella está probada a todos los niveles”.

Con estos referentes y parte de las rivales calibradas en Gotzis, ¿qué pudiéramos proyectar de Yorgelis?

“Los dos primeros lugares en Tokio creo estarán seguros o casi descartados. Hablo de la británica Katarina Jhonson-Thompson (6 981 de tope personal), y la belga Nafissatou Thiam (7 013). Después me iría por la húngara Xénia Krizsán (6 651). Viene en crecimiento.

Además, me preocupan las estadounidenses, la ucraniana y la holandesa Anouk Vetter, que siempre hace 6 600 pese a no ser extraclase. La Vetter corre más mal que Yorgelis. Queda muy poco tiempo, pues el 4 de agosto iniciamos ese heptatlón crucial. Pero te anticipo que Yorgelis puede estar en la salsa.

Son dos días de competencias, y habrá que esperar a ver cómo se comporta ella, y también el resto de las rivales.

En el plano personal, tras ese impasse tan largo, ¿satisfecho con lo que te dejó el mes de junio?

“Sin ser egoísta, mi signo es más-menos. A eso hay que añadirle que lo que se hace en el entrenamiento lo veo y evalúo yo. No estoy del todo satisfecho, porque no hicimos todo lo que pudimos, pero a la vez me siento bien porque las ví peleando, entregadas, luchando porque Cuba tuviera dos atletas más y las pruebas combinadas se mantuviesen en ese entorno de la élite…

Esa actitud de guerreras, de luchar la marca hasta el final me encantó, pero no dejo de reconocer como profesional que tuvimos deudas. El entrenamiento es un proceso pedagógico acumulativo, en lo que todo cuenta o sale en lides de presión.

La mayor satisfacción es que ellas lo tienen todo para que los eventos múltiples se mantengan en el entorno de los mejores del orbe.

Gabino es un crack en materia de sistemas de entrenamientos. Exprime a sus discípulos con sutileza, pero siempre buscando los mayores rendimientos posibles. En lo personal siento nostalgia de no poder ver a otro legionario de la talla de Leonel Suárez en la que pudo haber sido su despedida en lides bajo los cinco aros, pero reza un adagio que la felicidad nunca es completa.

Por ahora toca esperar a ver qué sucede con Yorgelis los días 4-5 de agosto en el Estadio Olímpico de Tokio. Ojalá pueda acercarse a sus 6 742 cimeros.  

Yorgelis pretende saldar una deuda en la jabalina con la holandesa Anouk Vetter.
La preocupación, una constante del avezado entrenador con sus pupilas. En La Habana, después del crucial heptatlón clasificatorio a Tokio.
Yorgelis: entre el cansancio y la satisfacción de saberse clasificada. Foto: Del autor.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video