La Habana: ¿Cómo hacer para que la Covid no los enceste?

La Habana: ¿Cómo hacer para que la Covid no los enceste?
Fecha de publicación: 
28 Junio 2021
6
Imagen principal: 

Foto. tomada de thehealthypost.com

Los veo todos los días en el barrio jugando baloncesto. Muchachos y muchachones, la mayoría de ellos sin nasobuco. Obviamente, da calor, molesta, sobre todo cuando estás en actividad física.

Entre ellos los hay menores de 18 años, de Secundaria y de Preuniversitario, las mismas edades en que los contagios están alcanzando cifras muy preocupantes y que, al mencionarlas, le ponen rara la voz al doctor Durán, como quebrada por la preocupación y el dolor.

Paso al lado de los jugadores de básquet y me digo con pena e impotencia que hay muy altas probabilidades, sobre todo ahora con la nueva cepa, de que alguno de ellos esté engrosando en los próximos días esas listas lamentables.

¿Hablarles?, ¿interrumpir el juego para repetirles lo que seguro saben y pedirles, por favor, que se cuiden? Con esa alternativa se corre el riesgo de una mala contesta en el mejor de los casos porque yo soy solo una ciudadana más.

Pero, si ellos mismos no tienen la percepción del peligro, si sus padres tampoco –o no logran hacerse escuchar-, entonces, me pregunto, ¿por qué el médico de la familia que los está viendo, el delegado del Poder Popular y otras autoridades comunitarias no les llaman la atención?

¿Será también por temor a una mala respuesta, porque piensan que es por gusto? De ser así, entonces tendrían que actuar los agentes del orden público, con quienes las consecuencias pueden ser muy diferentes si se les da una respuesta incorrecta.

Que les llamen la atención, que les impongan a los padres, en el caso de los menores de edad, una multa; y si tienen más de 18 años, pues a los propios jugadores.

Es verdad que se aburren, que no hay opciones de recreación, y probablemente si alguno de ellos lee estas líneas me llame pesada, odiosa u otra lindeza peor. Pero acojo los adjetivos como si fueran el mejor de los regalos si con ello evito que alguno se contagie y consigo que sigan así, sanos y felices, listos para volver a darle con ganas al balón cuando el peligro ya no esté tratando de encestarlos a ellos.

Comentarios

Muy acertada reflexión. Lastima que los padres de los implicados quizás no se tomen e tiempo ni siquiera de ver al Dr.Duran. lo triste es que todos estamos pagando por causa de esa indolencia que sólo con mano muy dura se puede aliviar.FC
dulcemariamatos277@gmail.com
Es como dice la periodista, por gusto llamarles la atención, ellos lo saben perfectamente y por eso desafían las regulaciones y a las autoridades que, por demás, no hacen nada tampoco porque ya está comprobado que es inútil, si les llamas la atención te busacas un problema, si la policía los increpa, son unos represores que violan sus derechos y lo publican donde quiera, entonces qué hacer??? Pienso que el grupo de trabajo temporal debía pronunciarse al respecto y hacer una advertencia pública fuerte, reclamar con fuerza el cumplimiento de los procedimientos y protocolos y AMENZAR, si amenazar, con mayúsculas, con la imposición de sanciones severas incluyendo la reclusión, a los que incumplen lo establecido respecto a fiestas y practicas deportivas...GUERRA AVISADA.......evita muertes innecesarias....
Buenos días, coincido con los criterios de la articulista, porque me he visto en el mismo dilema, también les he llamado la atención a jóvenes en el parque frente a mi casa. ¿Pero qué hacer con las aglomeraciones de personas en colas delante de tiendas y comercios? Los jóvenes pueden hacer esa observación también. saludos,
Sencillo, cuidarse cinco veces mas que lo que se cuidaban durante la anterior oleada de COVID-19 nos esclarecia el Profe Duran el pasado sabado, esa es la formula responsabilidad individua, y las demas medidas de profilaxis contra esta contagiosa y peligrosa enfermedad respiratoria; no hay otra posibilidad, aunque este cubierto por la vacunacion ya, la vacuna por si misma no resuelve el problema; el resto lo tiene que poner cada humano . Ya llegara el momento de volver a jugar con tranquilidad en cualquier cancha deportiva, se lo dice un amante a los deportes en general, mas vale precaver y cuidarse que tener que lamentar la perdida de cualquier vida, de la edad que sea y el genero q sea y la raza que sea, lo mismo rico que pobre, sea creyente o no, la COVID-19 no tiene rostro y se llevara a el que se descuide por delante tenganlo por seguro, lo mismo a sanos que a los que tienen comorbilidades asociadas a la enfermedad.
metauten54@yahoo.es
En Víbora Park, juegan en la esquina de Villoldo y Sta Beatriz y pasan para arriba y para abajo las patrullas que van y vienen de la brigada especial, no paran ni llaman la atención, entonces que??.
Algo más...

Páginas

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video