Entre acrobacias y malabares, un homenaje merecido a los médicos cubanos

Entre acrobacias y malabares, un homenaje merecido a los médicos cubanos
Fecha de publicación: 
24 Noviembre 2020
0
Imagen principal: 

Las luces bajan en las gradas y el silencio en la carpa es interrumpido por  una melodía familiar. El tema Valientes, de Buena Fe, recorre la instalación llegando a un público que ya se muestra emocionado cuando irrumpe en la pista un ejército de batas blancas. Equipados con estetoscopios y pantalones y zapatos a juego, el cuerpo de baile inicia su actuación, mientras el primer acto representa cómo el personal cubano de la salud cura a un paciente de COVID-19.

Así, entre aplausos, abre el espectáculo Trompoloco de fiesta, un regalo de la Compañía Cirdance e invitados del Circo Nacional de Cuba (CNC), que llega en homenaje a los médicos cubanos en lucha contra el nuevo coronavirus en Cuba y el mundo, y que cada sábado y domingo, desde la apertura de La Habana, celebra también los 15 años del Centro Cultural Carpa Trompoloco.

Lyn Rivera, coreógrafa y fundadora de Cirdance, comentó a la Agencia Cubana de Noticias, de visita en uno de los ensayos del espectáculo, que los propios bailarines ayudaron a conseguir los vestuarios, con mascarillas verdes, batas, pantalones y estetoscopios que tenían en casa o que les prestaron familiares, amigos o vecinos.

“Seguimos mejorándolo a medida que conseguimos más cositas porque realmente el tiempo de preparación fue corto, lo montamos todo en menos de una semana. Pero lo seguimos perfeccionando”.

Es un espectáculo demostrativo, no temático, donde los artistas demuestran su destreza después de una pandemia azotadora y mantienen más o menos la mejor imagen. Siguen teniendo condiciones, les he inculcado que se mantengan, que su vida en muchos momentos está en riesgo y hay que prepararse, reveló Joel Valdés Torres, director de Cirdance, sobre el desempeño de sus artistas luego de tantos meses de inactividad debido a la epidemia.

 “Esta pandemia ha sido una experiencia única para muchos, por eso quisiera ampliar el reconocimiento al personal cubano de la salud durante el espectáculo, de ahí que continuamos enriqueciéndolo con nuevos detalles cada fin de semana”.

circo1.jpg

Sobre la pista el movimiento es constante. Los aparatos entran y salen de escena, y entre piruetas y cargadas, practican, se fortalecen e intentan recobrar el tiempo perdido en los meses de confinamiento, mientras el joven director, graduado de la Escuela Nacional de Circo en la especialidad de acrobacia en barra rusa y equilibrio en percha, observa, aconseja y se asegura de que los números queden con la mejor calidad posible.

Ernesto López Mancebo, bailarín con cuatro años de trabajo en la compañía, nos contó que el tiempo en cuarentena estuvo entrenando bastante fuerte, “dando pasos nuevos cada día para además de bailar, seguir superándome en este mundo del circo”.

En tanto, en un descanso, Rudisbel Espinosa Fuentes, con dos años en la agrupación donde trabaja báscula, base de palo y base de báscula, comentó que incluyó en sus rutinas en casa mucho ejercicio, preparación física y corrió para estar en forma al comenzar, y que ahora con el entrenamiento y el trabajo diarios, está sintiéndose cada vez mejor.

Este es como nuestro comienzo en Cuba, porque la compañía lleva más de seis años de fundada pero trabajando en el exterior. Esta es la primera ocasión en que brindamos un espectáculo entero a nuestra empresa el CNC y creo que lo estamos haciendo bastante bien, considerando los contratiempos que ha sufrido el circo como institución con la COVID, indicó Joel Valdés.

circo3.jpg

“Se está haciendo triple salto mortal, mortal para quinta donde el base aguanta más de cinco personas y sin una buena preparación es imposible que salga como está saliendo el espectáculo, donde no está fallando casi nada”.

Según explicó, en convenio con el CNC incluyeron en el programa números de varios artistas que no forman parte de la agrupación y, además, cada semana tienen uno o dos actos invitados. Como parte de ese primer grupo cuenta el payaso Pepitín (José Opiz Peña), parte esencial del espectáculo y responsable de una de sus mayores fortalezas: una impresionante, atractiva y emotiva exhibición, que es a la vez consecuente con el difícil momento que hoy vive la humanidad.

Es la primera vez que introducimos un payaso en nuestros espectáculos, advierte el joven director, “pienso que el trabajo del payaso es de los más difíciles en el circo y este con que estamos trabajando posee mucha experiencia internacional. Con su actuación transmite muchos mensajes, en un espectáculo que aun sin ser temático, se puede apreciar un hilo conductor, que es el homenaje a los médicos”.

En ese sentido, cuando Pepitín invita a alguien del público a participar en su acto marca la distancia necesaria, juega con el saludo en tiempos de pandemia y con la limpieza de las manos con soluciones cloradas al despedir a sus invitados, se apoya en el tema Pórtate bien, de Virulo y Buena Fe, y así, entre risas, mantiene durante la exhibición el llamado a la responsabilidad.

A menos de un año de egresar de la Escuela Nacional de Circo, el trío Impacto presenta Icario, su número de acrobacias, en el espectáculo de Cirdance y Malik Gabriel Castaño Silva, uno de sus integrantes, nos contó que les ha costado trabajo encontrar nuevamente la coordinación luego de tantos meses sin presentarse, que la semana inicial estuvieron un poco nerviosos pero que ya están recobrando la confianza.

Continúan los ensayos de los actos acrobáticos en báscula, cuerdas y barra rusa de Trompoloco de fiesta, en el que no faltan los ejercicios en patines y el siempre bienvenido acto de cambio rápido de ropa, protagonizado en la ocasión por el dúo Magicuba, perteneciente a la compañía de los aclamados Sixto y Lucía, y quienes llegan con un bien logrado número de estreno en Cuba.
Cuando llegó la pandemia al país, cuenta el director de la agrupación que tenían todo listo para viajar a Turquía, a la habitual gira que los lleva allí todos los veranos desde su fundación. Sin embargo, muy positivo, expresa:

 “Esto nos ha servido de mucho. Hemos hecho cosas por el Circo Nacional de Cuba y ellos por nosotros. Asentamos la compañía y logramos hacer este espectáculo en esta sede, sintiéndonos privilegiados porque hay muchas compañías y proyectos que quisieran presentarse aquí. Además, los muchachos estuvieron más tiempo con sus familias, de las que casi siempre están separados.

 “Nos sentimos muy bien trabajando aquí. El público está viniendo a pesar de la pandemia. El circo es nuestra casa. Podemos trabajar en un parque, en ExpoCuba, pero aquí en la carpa se disponen de todas las condiciones. Así que aquí estaremos ofreciendo funciones todo el tiempo que nos lo permitan”.

circo2.jpg

Me gusta mucho esto, lo extrañaba, necesitaba ya que empezara. Estuvimos mucho tiempo sin hacer nada y estamos muy felices del regreso, comentó Aimé García, bailarina con un año en la compañía.

Sin embargo, nunca estuvieron desconectados del todo durante la cuarentena.

Explica Joel que creó un grupo de chat para mantener el vínculo con los 70 artistas de la agrupación, con los cuales tiene montados alrededor de cinco espectáculos de diferentes temáticas.

Funcionan, según comentó, como una gran familia, a fin de cuentas, Cirdance constituye un colectivo familiar (donde su esposa es la coreógrafa, su madre la vestuarista y su padre un importante consejero), fundada al más clásico estilo de las tradiciones cirqueras de antaño.

Jorhanis Saled Castillo, quien hace bartish y báscula desde hace dos años en la compañía, confesó que tenía muchos deseos de trabajar, de ensayar, de ver a sus compañeros.

 “Me siento muy bien, el público me ha sorprendido bastante porque a pesar de la pandemia y la preocupación, tenemos audiencia. Todo ha salido bien”.

Todos coinciden en lo hermoso del homenaje a los médicos y que en cada función rinden tributo merecido a quienes tanto han hecho por la salud de los cubanos y de todos los que lo han necesitado en el mundo. Mas en el caso de Jorhanis, además de actuar con el corazón para ellos y el público, lo hace especialmente para su madre enfermera y declara:

 “Yo se lo dedico a ella también”.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video