COVID-19 en Cuba: Cuidar de nuestros niños, tarea de todos

COVID-19 en Cuba: Cuidar de nuestros niños, tarea de todos
Fecha de publicación: 
4 Septiembre 2021
0
Imagen principal: 

Aunque el 84,8 por ciento del total de los niños y adolescentes diagnosticados con COVID-19 se recuperan, debemos seguir extremando las medidas higiénico-sanitarias al registrarse un aumento de los casos con la variante Delta.

Más de 115 000 menores han sido afectados por la COVID-19 desde la entrada del virus en Cuba, según informó este viernes la Doctora Lissette del Rosario López González, Jefa del Grupo Nacional de Pediatría del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), que cada viernes comparece en televisión nacional para informar sobre el comportamiento del virus en este grupo etario.

Precisamente este 3 de septiembre, advirtió la especialista, nuestro país amaneció con la alarmante cifra de  1 500 niños positivos al virus, con cuatro de ellos en estado crítico y 7 en estado grave. Preocupa también que 137 de los diagnosticados son lactantes.

Aunque el 84, 8 por ciento de los casos positivos han vencido satisfactoriamente la enfermedad, la pediatra realizó un llamado de atención a los padres, principales responsables del cuidado de sus hijos, y de hacer cumplir las medidas higiénicas sanitarias no solo al niño o adolescente de la casa sino también a todos los integrantes del hogar o los visitantes.

«Con la variante Delta estamos viendo un incremento de casos en aquellos pacientes que presentan patologías crónicas como la obesidad, algo muy preocupante porque recorren extremedamente rápido los escalones hacia la gravedad», aseguró.

Para combatir la obesidad en medio de esta pandemia que los ha obligado a permanecer en casa, aconseja la pediatra, los niños deben dormir las horas establecidas para su edad, respetar los horarios de sueño, tener una adecuada nutrición, no permanecer demasiadas horas sentados o acostados frente a la televisión y tratar de hacer ejercicios en casa.

López González aseveró que apenas comienza la vacunación en la población pediátrica (de 2 a 18 años) y que este proceso de inmunización será organizado y escalonado, comenzando con aquellos que no se hayan enfermado de COVID. En el caso de los niños que tienen enfermedades crónicas desde su nacimiento, deben estar controlados para vacunarse, advirtió.

La Dra. concluyó con una alerta a los adultos a no bajar la guardia con los niños debido a que aún faltan unos meses para notar la eficacia de la estrategia de vacunación pediátrica que nuestros científicos y personal sanitario han diseñado cuidadosamente para ellos. Recordemos que «la niñez está concebida para crecer en sanidad física y biológica y por eso todos tenemos la misión de cuidarla, extremar las medidas de seguridad y vivir con la certeza de que vamos a lograrlo, pero es una tarea de todos».

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video