Mujer cubana: Del decir al hacer

Mujer cubana: Del decir al hacer
Fecha de publicación: 
15 Marzo 2021
0
Imagen principal: 

Foto: Irene Pérez

El Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres (PAM), rector del desarrollo de políticas a favor de las cubanas, ya pasa del papel a los hechos, pues se han analizado medidas para empoderar económicamente a las cubanas y garantizar todos sus derechos.

Así lo indicó el pasado viernes el Mandatario cubano en su cuenta oficial de Twitter, donde, en diferentes mensajes, hizo referencia a la igualdad de derechos de la mujer en Cuba.

El PAM se concibe como la “Agenda del Estado cubano para el adelanto de las mujeres” y en él se integran, como documento único, las acciones y medidas a favor de la igualdad de las cubanas, en correspondencia con los principios y postulados reconocidos en la Constitución de la República de Cuba y en coherencia con el nuevo escenario de actualización del modelo económico y social de nuestro país.

 

Tiene como finalidad, en coherencia con lo refrendado en la Constitución de la República, promover el avance de las cubanas, así como la igualdad de derechos y oportunidades; y, de acuerdo con el Decreto Presidencial 198 de 2021, se propone profundizar y actuar sobre los factores objetivos y subjetivos que persisten en nuestra sociedad como expresiones discriminatorias.

A la vez, también se propone fortalecer los mecanismos y la capacidad profesional de los funcionarios y servidores públicos para incorporar las cuestiones de género a las políticas y programas, así como en la prestación de servicios.

Fue el pasado 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, cuando se publicó en la Gaceta Oficial de la República de Cuba el PAM, aprobado por el Decreto Presidencial 198/ 2021, del 20 de febrero último.

Dicho Programa de Gobierno, elaborado con la participación de la Federación de Mujeres Cubanas, incluye, entre sus muchas fortalezas, el hecho de que promueve y garantiza las acciones de seguimiento, evaluación y control, este último a cargo del Consejo de Ministros. De ese modo, se propicia la sistematicidad de las acciones, que tengan “fijador”.

Áreas como el empleo, la comunicación social, la educación, prevención y trabajo social, así como el acceso a la toma de decisiones, la legislación y el derecho, así como la salud sexual y reproductiva, entre otras, quedan incluidas en este importantísimo texto.

En lo adelante, sería muy bueno divulgar con amplitud su contenido, así la ciudadanía podrá apoyarlo y también exigir su cumplimiento, que se traduce en asuntos tan concretos como la autonomía económica de la mujer.


Foto: @DiazCanelB

Y muy importante es esa arista del empleo femenino; tanto, que en el presente, en Cuba hay un millón de mujeres económicamente inactivas. Entre las razones más comunes de esta cifra se apuntan que gran parte de la población envejecida del país es femenina, y otra buena cantidad de mujeres ejerce como cuidadora de adultos mayores. Así lo comentaba Teresa Amarelle, secretaria general de la FMC.

En ese ámbito, cabe también ahora hasta el cuestionamiento a esos avisos con enfoque sexista que solicitan para determinados puestos solo mujeres jóvenes y bonitas.

Como parte de la estrategia concebida en ese orden económico, la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Marta Elena Feitó Cabrera, informó en reciente reunión del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros que:

-Se harán evaluaciones periódicas sobre las posibilidades de empleo en cada territorio y en los diferentes sectores de la economía, encaminados al potencial de mujeres sin vínculo laboral, sobre todo las jóvenes.

-Exigirán a los empleadores crear condiciones que permitan desarrollar la actividad laboral sin discriminación de ningún tipo, tanto en la contratación como en el ejercicio de sus funciones de trabajo, con una atención diferenciada para las embarazadas.

-Evaluarán periódicamente la participación de las mujeres en el sector no estatal, con vistas a su mejor atención, por que se cumpla el Código del Trabajo, tanto en el sector estatal como no estatal, velando en este último por los derechos de las mujeres: el tiempo establecido para la jornada laboral, las vacaciones y la licencia de maternidad.

-Diseñarán programas de calificación y recalificación para la mujer, también en oficios considerados no tradicionales para Ellas.


Foto: ACN

-Propiciarán la participación de las campesinas, sobre todo jóvenes, en fuentes de empleo diversas, dada la necesidad de incrementar su presencia en este sector.

Otros temas encuentran en este Programa la más importante brújula, como el enfrentamiento a la violencia contra la mujer, a veces no visibilizada porque se desconocen sus matices, asociándola solo con la violencia física.

En este orden, vale, como indica el PAM, fomentar la educación con enfoques de género en las familias y las comunidades.

Aunque el PAM constituye un importante Programa de Gobierno como documento rector, es sabido que en la Isla las acciones en bien de las cubanas no son ni mucho menos una novedad.

Desde el propio triunfo de enero de 1959 quedaron sentadas las bases jurídicas y otras muchas para desplegar un modelo inclusivo de sociedad, sustentado en la igualdad, la justicia social y la plena emancipación de la mujer.


Foto: @DiazCanelB

Tanto es así, que la última evaluación nacional —en 2013— del Plan de Acción de la República de Cuba en seguimiento a la IV Conferencia de la ONU sobre la Mujer, reconoció desde entonces los avances y conquistas, a la vez que identificó desafíos y pendientes.

De ahí que la aprobación del Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres sea continuidad y pivote, un eje al que asirnos con fuerza todos los cubanos y cubanas, para seguir soñando y construyendo el país que merecemos.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video