Caos entre pandemia y desorden público

Caos entre pandemia y desorden público
Fecha de publicación: 
24 Noviembre 2021
0
Imagen principal: 

Foto: El País

La Covid-19 está generando un caos que va más allá de hospitales sin capacidad, falta de suministros de medicamentos, balones de oxígeno vacíos y en déficit, pacientes con falta de aire ahogados dentro de sus casas por no contar con un seguro médico, o ser indocumentado con el temor de ser deportado a su país natal.

Más allá del virus y todos los problemas respiratorios que arrastra consigo, esta pandemia está generando a la par del rebrote, cuarto o quinto, que sufren algunas naciones europeas y también algunas de la región de América, una ola de irritabilidad desembocada en tandas de huelgas y protestas que terminan por llamar al descontrol y las golpizas.

El bache del cual no logran salir países como Austria, Bélgica, Alemania, puesto que cuentan con un bajo porciento de vacunados con al menos dos dosis, está dado, en gran medida, no por la distribución desigual de vacunas que sí sufren otros, sino por la decisión de sus gobiernos de dejar a libre albedrio la inmunización de sus pobladores.

Así es que Austria y Países Bajos  se han robado titulares y noticias en esta última semana por el alboroto y la violencia que entre manifestantes y fuerzas policiales han generado en calle, agitadas hasta por más de 30 mil huelguistas. Róterdam, por ejemplo, vivió un fin acalorado por su “dictadura sanitaria” que les impone restricciones y una vacunación obligatoria.

La cadena venezolana de televisión, Telesurtv recientemente reportó sobre las movilizaciones que se dieron en Austria, Países Bajos, Australia y Guadalupe, donde miles de personas salieron a las calles ante su inconformidad con las medidas decretadas por las autoridades que pretenden contener esta nueva ola que ha llegado a implantar récords de enfermos.

Telesurtv informó que “en la capital austriaca, Viena, una multitud se concentró en las inmediaciones de la Cancillería y rechazó el confinamiento de la totalidad de la población a partir del próximo lunes (hasta el 13 de diciembre) y la obligatoriedad de la vacunación antiCovid-19 a partir de febrero de 2022”.

Añadió que “en la noche del viernes 19 de noviembre, día en que se confirmaron 21 mil nuevos positivos, hubo disturbios calificados de graves en la ciudad de Róterdam (suroeste), suscitados a partir de otra manifestación contra las restricciones (…) 51 personas fueron detenidas y hubo siete heridos, entre ellos agentes del orden”.

Ni el fin de la pandemia, ni el cese de casos, a la larga lo que traerán todas estas huelgas de personas que no creen ni en vacunas, ni en nasobucos, ni distanciamientos, será un mayor número de casos positivos, casos graves y decesos. Un caos mayor al que están ocasionando en calles y ciudades, un fin más lejano de la Covid-19.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video