Tesis de grado: Exponer, ¿conocimientos o moda?

Tesis de grado: Exponer, ¿conocimientos o moda?
Fecha de publicación: 
28 Mayo 2014
29
Imagen principal: 

En una semana comenzará la entrega de las tesis de Licenciatura de la Enseñanza Superior para algunas carreras. Junio se vuelve el mes de la defensa de todo el conocimiento adquirido en todo este tiempo de recaudación de información, pero a algunos no les preocupa tanto el acto de exponer como toda la parafernalia a desplegar alrededor del asunto.

La exposición del ejercicio de culminación de estudios, en estos tiempos, no solo lleva intrínseca la preparación en cuanto a dones de oratoria, el dominio del tema que por todo un curso persiguió a los estudiantes en sueño y pensamiento, sino zapatos, ropa, brindis, buffet, regalo, otra vez zapatos y ropa para recoger el diploma, y algún que otro invento que hayan fijado los más adinerados.

Lo peor es que se imita la trascendencia de estos rituales y se suman fantasmas a la fecha marcada en el calendario como día crucial, pues parece que no bastara con saberse desde el capítulo teórico hasta los resultados, recitar como en un concurso de declamación cada cita o repasar mentalmente las páginas que una vez estuvieron en cero, se precisa más, una cuenta en CUC que respalde, todo el protocolo del momento.

El bufete puede ser estilo cumpleaños, o más bien como un brindis de boda planeada de corre corre, puede incluir desde panecitos, dulces finos y ensalada, hasta un cake gigante a repartir entre los presentes y el tribunal por supuesto. Estos deben salir contentos del lugar y les puede tocar desde un recuerdo del defendido hasta una botella a descorchar.

Los padres alientan las ideas y ya no basta reunir el dinero para la logística propia de las necesidades de un estudiante universitario que incluyen en el estado máximo de felicidad, una computadora, memoria flash y otros artículos que varían en dependencia de la carrera elegida, sino que con la tesis, aparece una cuenta más que destinará sus fondos a este día.

La mañana de la exposición, está presente el estrés propio de los miedos de quedarse en blanco, cancanear ante las respuestas a los oponentes o no saber lo próximo, sumado- en el caso de las mujeres- al tener que realzar la figura con tacones, como si el proyector que reproduce las diapositivas, por un segundo, se tornara en una bola de discoteca.

En acto triste, casi como por costumbre, todos reproducen esta forma de exponer, de preparar la tesis como una boda o quince, de vestir a la familia para el evento intelectual, de comprar todos los alimentos que aumentarán la lista de lo que ofertarán en el bufete, de estereotipar el asunto y convertirlo en la razón para gastar los ingresos mensuales.

El caso, es que no aplaudo presentarse en el día final de tus estudios como un desfachatado; como un mendigo a punto de comenzar a pedir a gritos la limosna, pero tampoco encuentro atractivo alguno en tener que montar todo un teatro alrededor de un evento tal.

La nota que llevarán a casa como testigo del paso por el mundo universitario, durante cinco años, depende exclusivamente del conocimiento, de la preparación, de lo que se demuestre que se sabe, no del regalo que se llevará el tribunal o de las ofertas gastronómicas del día. Creo yo, que expondré tesis este mes de junio.

alt

alt

Comentarios

Creo que tienes mucha razón. como siempre pienso que los padres son los mayores culpables de estas y otras distorsiones en la formación de los estudiantes. Tambien su poco para los profesores, maestros y hasta directores que han dejado o participan de esta ¿costumbre?. Lo peor es que muchas veces y lo digo porque lo pasé en mi discusión de tesis, el que no tiene posibilidades, o como yo, pretende graduarse sin comprar todo o parte de su título la pasa mal. Los profesores se encargan de eso. No digo que todos sean así, pero sí una parte. Pero vuelvo a repetir, los mayores culpables son los padres. Mis hijos las buenas o malas notas que saquen saben que dependen de ellos. De no dar la oportunidad de que la cojan con ellos por no llevar el regalito mensual o semanal. Saben que los conocimientos no se compran ni se pierden una vez adquiridos y que el esfuerzo propio es más reconfortante que el regalo de un número en una boleta. Suerte con tu discusión de tesis, estoy seguro de que será excelente.
Estoy más que agradecida por este articulo, yo soy recién graduada y mis predecesores, que están locos por graduarse no imaginan todas las carreras de los últimos días, para que en 15 minutos se te hagas trizas las tripas, se te expriman los nervios y luego todo el mundo muy feliz comiendo y felicitándote por lo bueno que esta el buffette en vez de por tu buen desempeño, y tú te quedas con un estado tal que, cinco minutos después te dices: tantos días corriendo para que este ejercicio de curso sea como el de 3er año, el de 4to y hasta el propio de 5to, solo con la diferencia de que esta vez tuviste que tirar la casa por la ventana para estar “a la altura” del momento. Lo que si no es comparable con nada es la alegría al despertarte al día siguiente a las 11am sin tener nada que hacer, ESO SI ES HABER TERMINADO LA TESIS!!! Pero cuando se acerca el día en que asistirás al Karl Marx para recibir tu “Título de Graduado” de enseñanza superior, ahí empieza el corretaje de nuevo, uf!!!
Tema trascendental por lo comun que se hecho,una preocupacion mas para estudiante y familia,en detrimento de los valores humanos ,añadiendo al propio tribunal que se sumerge en el acto con sonrisas y aceptaciones condicionadas, ahi nos va parte del futuro.
Mis felicitaciones para Rosa, la verdad es que se ha vuelto algo enfermizo esto de celebrar la discusión de tesis como si d euna boda real se tratase. Pero bueno, entre el hambre vieja que tienen muchos (inlcuidos algunos profesores) y los altos niveles de payasería que queremos copiar los cubanos parece que esto no tiene freno. Bambina, tienes 100 ptos en tu comentario, que rico es levantarse al otro día y decir hoy no tengo nada que hacer, solo rememorar los buenos y malos momentos, sin tener que estar pensando si a fulano le gustó o no el buffet. viva la Tesis, pero sin tanta parafernalia
En los próximos día se gradua mi hija, ¡¡que bueno!!, saber que no soy la única que piensa así, yo me pregunto ¿que pintan los regalos para el tribunal?, en todo caso un bridis al final de la mañana o de la tarde con los estudiants que dicutieron ese día, pero brindis. "ROPA" Eso es otra Historía.... Nada señores, todos esas personas que montan éste "circo", en lo profesional no legan lejos.

Páginas

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.