Eslabones golpistas en Guatemala

En este artículo: 
Eslabones golpistas en Guatemala
Fecha de publicación: 
26 Noviembre 2023
0
Imagen: 

El presidente electo de Guatemala Bernardo Arévalo. Foto VOA

Hace unas horas, la Fiscalía pidió al Parlamento, controlado por la derecha, que declare ilegal al movimiento Semilla, mientras trata de retirar la inmunidad a Bernardo Arévalo, el mandatario electo por la mayoría de los guatemaltecos que debe tomar posesión en enero próximo.

Lo cierto es que Arévalo triunfó en forma sorpresiva, porque su figura logró canalizar el hartazgo social con una situación intolerable de corrupción en las instituciones estatales por una elite política muy peligrosa, que puede ordenar la muerte de cualquiera que trate de eliminar sus privilegios.

En este contexto, hay una campaña psicológica de intimidación, en la que anuncian que hay detenciones inminentes de miembros de Semilla, además del anunciado intento de retirarle la inmunidad al Presidente electo.

De hecho, ya han solicitado al Congreso el retiro de la inmunidad de los magistrados del Tribunal Supremo Electoral. También la del vicepresidente de la República, que no forma parte de ese grupo político criminal, en un intento por detener el proceso de transmisión de mando que tendrá lugar el 14 de enero.

Por lo que hemos visto, está muy claro que el Ministerio Público continuará utilizando causas fabricadas y espurias para criminalizar a Semilla y Arévalo, al liderazgo indígena y a los magistrados del Tribunal Electoral.

RESPALDO POPULAR

Liderados por movimientos indígenas, los guatemaltecos han salido a las calles a pedir que se respeten las elecciones y renuncie la fiscal Porras.

En este momento hay un consenso prácticamente de pared a pared en la sociedad guatemalteca alrededor de la necesidad de defender y fortalecer la todavía endeble democracia y resguardar los resultados electorales.

Los líderes de los pueblos indígenas han liderado esta movilización a la que se han ido sumando toda una diversidad de actores. El sector privado lo ha hecho y hay inclusive un espacio de trabajo conjunto entre los liderazgos empresarial e indígena.

Hubo intentos de incitar la violencia, principalmente en el período donde hubo bloqueos de carreteras, que del lado de los manifestantes eran totalmente pacíficos.

No tuvieron resultado porque la población ha sabido mantener la calma y ha tenido muy claro que el objetivo de los infiltrados y provocadores es tratar de generar un caos de violencia que justifique la suspensión de garantías constitucionales por el gobierno.

Eso ha hecho que se mantenga esa determinación de no cejar en la protesta pacíficamente. Los violentos no van a dejar sus intentos, pero las probabilidades de éxito que tengan son muy pequeñas.

TERRENO DIFÍCIL

Cierto que el triunfo de Arévalo ha generado esperanzas de cambio en buena parte de la sociedad de Guatemala, pero su partido es minoría en el Congreso, ha sido suspendido por la justicia y es probable que su gobierno enfrente una oposición hostil.

Pero algo que puede ser aprovechado por las fuerzas progresistas es que se está produciendo un proceso de redefinición de las fuerzas políticas, a partir del reconocimiento de que el viejo juego de la corrupción ya no va a seguir dominando el escenario político.

Ello podría generar una situación mucho más fluida dentro del Congreso, donde están representados 16 partidos, y Arévalo ha estado muy activo para montar un proceso de diálogo con los distintos sectores sociales con el fin de empezar a generar grandes acuerdos alrededor de políticas públicas y reformas que son necesarias.

Ello generaría un mejor entendimiento, por lo cual se podrían eliminar los eslabones del proceso golpista que trata de llevar a cabo la hoy desesperada corruptela que controla el poder en Guatemala.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.