Añadir nuevo comentario

Es difícil preguntarle a un cubano, de cualquiera de las tres generaciones que hoy convivimos en esta isla, incluso algunos hoy en otras tierras, si no conoce a Elpidio Valdés. Razones sobran, por su cubanía, por su patriotismo, por su valentía, por la comicidad de cualquiera de los muñes en los semanarios, películas, cortos; pero sobre todo, por ser un héroe asimilable por todos, humano con virtudes y defectos, que parece salido de cualquier esquina para conquistar la gloria a golpes de machete al clarín de !A deguello!. Es tal su impronta, que algunos hasta lo han considerado real, lo han buscado en libros de Historia e incluso algunos pillos lo han utilizado como protagonista de anécdotas en sus roles de animadores por cuenta propia. Incluso, a varios años del estreno y de una menor (incomprensible) difusión de los animados que protagonizó, sigue gozando de excelente vida en la memoria popular.
energetico@blauvaradero.tur.cu
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video