ZONA CRÍTICA: Clásicos y populares

ZONA CRÍTICA: Clásicos y populares
Fecha de publicación: 
15 Enero 2022
0
Imagen principal: 

Puede que un músico interprete una partitura de Mozart y sea una excelente interpretación. Puede que otro músico interprete un son de Matamoros y también sea una excelente interpretación. Música de la más encumbrada tradición académica. Música de la más arraigada vocación popular. Buena música, que es la categoría que importa. Ahora bien, qué maravilla encontrar a un músico, y entre nosotros abundan, que pueda interpretar con la misma maestría, a Mozart y a Matamoros, aunque tenga sus preferencias y se decida por un camino o el otro.

La escuela (y hablamos por supuesto de los conservatorios, de las escuelas de música) tiene que seguir enseñando las claves de la gran tradición universal, pero en Cuba hay un importante patrimonio musical, particularmente notable en las variantes más populares, y es un patrimonio rico, con valores. La escuela le debe a ese acervo una atención privilegiada. Y eso no tiene que ir, no va de hecho, en contra de la enseñanza de la música universal: integración es la palabra de orden. Y lo que se busca es, precisamente, una formación integral de los estudiantes.

Iniciativas como la de la Cátedra de Música Popular de la ENA (y llama la atención la excelencia de ese claustro) son pasos en la dirección correcta. Hace falta enriquecer los programas de estudio de la música en Cuba. Y esa ampliación debe llegar a todos los niveles, desde el elemental hasta el superior. Que Cuba siga siendo referente universal de la música. Y eso es responsabilidad, primero, de los músicos. Y por supuesto, de sus maestros. 

Una versión de este comentario se publicó en el Noticiero Cultural de la Televisión Cubana. 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video