Viene otro reto entre cuerdas

Viene otro reto entre cuerdas
Fecha de publicación: 
19 Agosto 2021
0
Imagen principal: 

El reparto de lauros en 13 divisiones será la gran novedad del Campeonato Mundial de Boxeo de Belgrado 2021, en Serbia, pactado del 26 de octubre al 6 de noviembre.

Se trata de un formato que retoma varias categorías empleadas años atrás e incrementa en cinco la cifra cubierta en la versión de Ekaterimburgo 2019, ajustada a lo aprobado para los recientes Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

En fin, habrá acciones en 48, 51, 54, 57, 60, 63.5, 67, 71, 75, 80, 86, 92 y más de 92 kilos, lo que elevará los números de atletas y pleitos, algo que la Asociación Internacional de Boxeo (Aiba) deberá manejar muy bien para no aplastar el espectáculo.

Para Cuba el reto tiene matices que van desde identificar a un representante en el más pequeño de esos pesos, hasta conseguir que sus pilares se reencuentren con la forma óptima meses después de haberla adquirido para llegar a Tokio.

Ello, dando por hecho que los siete miembros de la armada asistente a la principal urbe nipona serán sus cartas más sólidas, dada la preparación acumulada en una temporada de limitaciones en ese ámbito, impuestas por la covid-19.  

Si no surgen imponderables, los reajustes entre los olímpicos parecen “cantados”: Yosbany Veitía de 52 a 51, Lázaro Álvarez de 57 a 60, Andy Cruz de 64 a 63,5, Roniel Iglesias de 69 a 71, Arlen López de 81 a 82, Julio César La Cruz de 91 a 92 y Dainier Peró de +91 a +92.

En los 75 kilogramos, Yoenli Feliciano Hernández tiene a su favor haber cubierto toda la ruta preparatoria hasta las puertas de la justa bajo los cinco aros. En los 57 suena el nombre de Osvel Caballero y en los 67 la designación parece apuntar a Kevin Brown.

Además del defensor de los 48 kilos, la otra más clara incógnita ronda en torno a los 54 kg, pero en general los estrategas dispondrán de lo necesario para escoger a partir de lo que acontezca en la concentración a comenzar a finales de este mes.

La conquista de cuatro fajas en suelo japonés ratificó el rango del pugilismo de la Isla, pero la misión ahora será despedir la campaña por lo alto, borrando los tragos amargos del saldo rubricado en la versión precedente, cuando Andy reinó, Lázaro fue segundo y Julio quedó en bronce.

La renovación a que apelen las otras potencias será un elemento a tener en cuenta, como el manejo de las jornadas de asueto que pudieran enfrentar los “sembrados”, algo que hace dos años retrasó el debut de los cubanos.

Entonces Uzbekistán (3-1-1), Rusia (3-0-1) y Kazajistán (1-1-4) encabezaron el ordenamiento por países, que recibirá ahora los impactos del crecimiento de las fajas a disputarse en la misma urbe sede de la segunda edición de estos encuentros en 1978.

La Aiba retomará las riendas de un gran evento luego de que el Comité Olímpico Internacional le apartara de la organización del concurso tokiota, como parte de un diferendo no terminado aún. Deberá velar al extremo por el trabajo de los jueces, uno de sus puntos neurálgicos

 

 

 

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video