Pronto podremos contemplar una gran explosión estelar en el cielo, un evento único en la vida

Pronto podremos contemplar una gran explosión estelar en el cielo, un evento único en la vida
Fecha de publicación: 
23 Abril 2024
0
Imagen principal: 

Este año 2024 nos está dejando un buen puñado de fenómenos astronómicos fascinantes y poco habituales. Tras disfrutar del eclipse hace tan solo unos días, nos llega ahora la oportunidad de asistir a otro evento único que, aunque no será tan evidente como la ocultación solar que hemos disfrutado recientemente, también resultará atractivo para los apasionados de la observación del cielo.

Situado a unos 3.000 años luz de nosotros se encuentra un sistema estelar binario en la constelación de la Corona Boreal. Normalmente es tan tenue que no es posible verlo a simple vista pero, aproximadamente cada 80 años, la incesante órbita de estas dos estrellas provoca una gigantesca explosión. Su intensa luz inicia su largo recorrido por el cosmos y llega hasta nosotros con un destello tan brillante como el de la propia Estrella polar. Desde nuestro punto de vista parecerá que una nueva estrella ha nacido y su resplandor podrá localizarse en el cielo nocturno durante varios días.

Según la web de NASA, este sistema estelar posee una magnitud +10 y por tanto no es posible observarlo sin ayuda de instrumentos especializados pero, en algún momento entre abril y septiembre de este 2024, dará un salto espectacular hasta magnitud +2 por lo que se podrá contemplar a simple vista durante unos días y, con la ayuda de binoculares o prismáticos, podrá disfrutarse algo más de una semana.

Aunque el lapso de tiempo en el que puede suceder esta explosión estelar pueda parecer algo impreciso, en realidad es sorprendente poder anticipar el estallido de una nova. De hecho, averiguar cuándo se producirá la explosión de una nova es algo realmente difícil pero esta insólita predicción puede realizarse gracias a que los astrónomos conocen la física de este sistema binario, su periodo de aproximadamente 80 años y saben que una explosión similar se detectó en 1946.

Pero… ¿Cómo pueden conocer con tanta precisión la explosión de esta nova?

La respuesta es que nos encontramos ante una “nova recurrente, un sistema binario donde una enana blanca, un cadáver estelar que no tiene reacciones nucleares en su núcleo, es capaz de “robar” material gaseoso de su compañera, que es una estrella en fase adulta, de secuencia principal”, explica a Yahoo Miguel Santander, Astrofísico e investigador del Observatorio Astronómico Nacional (OAN/IGN).

“En estos objetos esta transferencia de masa de una estrella a la otra ocurre de una manera bastante regular y esta materia se va acumulando en la superficie de la enana blanca. Cada cierto tiempo, típicamente entre 10 y 100 años, la temperatura que se alcanza en las capas inferiores de este hidrógeno acumulado sobre la superficie de la enana blanca alcanza varios millones de grados, lo cual es suficiente para hacerla entrar en ignición, desencadenando una reacción termonuclear violenta que expulsa toda esta capa y que hace que el sistema aumente de brillo drásticamente durante un tiempo”.

Estas dos estrellas giran una alrededor de la otra y, a medida que la gigante roja se va volviendo inestable debido al aumento de temperatura y presión y comienza a expulsar sus capas externas. Mientras tanto la enana blanca va acumulando esa materia en su superficie. La atmósfera densa y poco profunda de la enana blanca se irá calentando hasta terminar provocando una reacción termonuclear descontrolada que produce la nova que podremos observar desde la Tierra.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.