Presagios semifinalistas

Presagios semifinalistas
Fecha de publicación: 
10 Junio 2022
0
Imagen principal: 

 Foto: Ricardo López Hevia

¡Ah, la tentación de los pronósticos! Es muy difícil escapar de ella, tanto para aficionados como para especialistas. Lo que más sabor le pone a una discusión beisbolera es precisamente intentar avizorar lo que puede ocurrir en el futuro.

Los hechos muchas veces mueven a la polémica, pero lo que está por ocurrir tiene un atractivo extra, el de lo imprevisto.

Estamos a las puertas de las semifinales de la pelota cubana, y se avizoran dos series muy parejas, a base de Matanzas-Sancti Spíritus y Granma-Ciego de Ávila.

El estadio José Antonio Huelga dará el pistoletazo de salida este jueves a un cruce que tiene su historia reciente en nuestros certámenes nacionales, con mejor sabor de boca para los Cocodrilos.

No obstante, la tropa espirituana llega con el ánimo por las nubes tras clasificarse a esta instancia luego de ganar por primera vez en su historia un juego siete, y nada menos que ante un histórico como Pinar del Río, y tras imponerse también en el anterior.

No obstante, los Gallos tienen que sumar brazos al de Yoen Socarrás, quien consiguió tres de los cuatro triunfos ante los Vegueros, pero no puede cargar tanta responsabilidad sobre sus hombros. Sin dudas, la experiencia del diestro en ligas foráneas, sobre todo la dominicana, le ha transformado en un serpentinero mucho más completo y, sobre todo, más maduro.

Particularmente, se vio cuando los pinareños trataron de sacarlo de paso más de una vez y respondió con mesura, pero con coraje, como debe ser.

El hecho de que los Cocodrilos terminaran más temprano pudiera ser un arma de doble filo, pero sobre todo lo que los lastra son las constantes bajas de jugadores titulares. Por si acumularan pocas, su receptor Andrys Pérez y su lanzador Naikel Cruz fueron llamados a filas con la selección nacional sub-23.

La receptoría es una posición clave que necesita tiempo para dominarla, y esa inexperiencia pudiera pasar factura a los Cocodrilos. Con una tropa diezmada han llegado hasta aquí y seguro darán batalla, pero creo que esta vez los Gallos cantarán.

En la otra semi se ven las caras dos de las mejores novenas de la última década, con seis títulos combinados. En los duelos bilaterales en estas instancias los Alazanes han sacado la mejor parte últimamente, pero los Tigres han recuperado las garras este año y serán una gran amenaza para los actuales campeones de la pelota cubana.

Para los granmenses el gran problema debe ser su cuerpo de lanzadores, que actuó muy bien contra Industriales, pero ahora enfrentará a la mejor ofensiva de la Serie, con todo y que ahora no cuentan con Alfredo Fadraga (sub-23) y Yorbis Borroto (lesión).

La tropa de Carlos Martí no puede darse el lujo de dejar tantos corredores en base como en cuartos de final, porque lo pagará caro. Necesitan que Carlos Benítez esté al ciento por ciento de sus capacidades.

Por su parte, los felinos sumaron un brazo importante con el sorprendente Luis Marrero, quien firmó par de aperturas de lujo contra los aguerridos Huracanes de Mayabeque y completa un trío sólido con Yander Guevara y Dachel Duquesne.

El cuerpo de relevistas también luce mejor que el de los Alazanes, y por eso creo que tendrán el favoritismo. No obstante, al campeón nadie lo puede subestimar, y las horas de vuelo tienen su peso a estas alturas del campeonato. Esta semi pudiera llegar hasta el séptimo juego.

Añadir nuevo comentario