Medio siglo de un estreno que no fue (+ FOTOS)

Medio siglo de un estreno que no fue (+ FOTOS)
Fecha de publicación: 
14 Abril 2021
0
Imagen principal: 

Diseños de Eduardo Arrocha para la obra El Decálogo del Apocalipsis.

El 15 de abril de 1971 debió haberse estrenado la obra que el padre de danza moderna en Cuba, Ramiro Guerra, consideraba la cumbre de su creación: El Decálogo del Apocalipsis. Debió haberse estrenado, pero no se estrenó. Y ese día nació una de las leyendas de la cultura cubana: el gran espectáculo frustrado, la promesa incumplida. Con la compañía que fundó poco más de una década antes, la compañía que dirigía (en aquel entonces, Conjunto Nacional de Danza Moderna), Ramiro pretendió crear una pieza monumental, que fracturaba o al menos ponía en crisis muchas de las concepciones habituales del hecho escénico. Varios de los espacios del Teatro Nacional de Cuba serían escenario de una coreografía transgresora en muchos de sus presupuestos. Y el tema no era menos polémico: una revisitación heterodoxa de los Diez mandamientos de la Biblia. Fue demasiado para algunos. Los prejuicios, las incomprensiones, los errores en la aplicación de la cultura cultural impidieron el estreno. A cincuenta años de ese empeño malogrado, quedan como principal testimonio creativo los singulares diseños de Eduardo Arrocha. Y queda el mito. Pero El Decálogo es mucho más que ese mito: marcó un hito en la danza moderna cubana, trazó un derrotero. La actual compañía, Danza Contemporánea de Cuba, es de alguna manera deudora de ese sueño.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video