Las Avispas devolvieron la ilusión

Las Avispas devolvieron la ilusión
Fecha de publicación: 
10 Marzo 2021
0
Imagen principal: 

La llegada a los plays-off de las Avispas de Santiago de Cuba después de 11 años de ausencia devolvió la ilusión al pueblo santiaguero, a pesar de su eliminación por los Leñadores de Las Tunas y el descenso en la tabla de posiciones con respecto a la Serie Nacional de Béisbol pasada, del quinto al sexto.

Con la primera victoria de la nave rojinegra en postemporada se iluminó de luz el camino hacia el podio; luego vino la terrible noticia, varios jugadores se enfermaron con la COVID-19 y durante un mes no entrenaron.

Aun así, los 30 contagiados regresaron al terreno a pelear contra Las Tunas, equipo más estable de los últimos cinco años en el campeonato nacional, con una novena potente a la ofensiva, el imbatible picheo de Carlos Juan Viera, considerado uno de los mejores lanzadores de Cuba en la actualidad, así como destacadas actuaciones de Yudiel Rodríguez y Alejandro Meneses.

Pasó factura el obligado retiro a los santiagueros pues su principal arma, el poderío al bate, les falló al no conectar carreras en 24 innings consecutivos, pero más influyeron los disímiles errores defensivos.

Santiago Torres, primer bate de las Avispas, expresó a la Agencia Cubana de Noticias la entrega en el terreno de todos los jugadores y la insatisfacción por el resultado, motivo por el cual deben prepararse mejor, perfeccionar todos los acápites técnicos y tácticos del deporte de las bolas y los strikes.

Este año dejó de sonar la conga en el estadio Guillermón Moncada y se extrañó la algarabía del público, una decisión difícil y a la vez sensata ante la situación epidemiológica.

Pero desde casa, los fieles seguidores del conjunto rojinegro batearon con ellos, lanzaron con ellos, sufrieron las derrotas y festejaron los triunfos.

Desde los grupos de Facebook y Whatsapp Las Avispas de Santiago de Cuba, Avispotas, Familia Avispa, y otros más se narraban los partidos, proponían alineaciones, analizaban los juegos, y nunca faltó una palabra de apoyo.

Heriberto Rosales, manager de las Avispas, refirió que el equipo hizo buen trabajo en el torneo nacional, en su edición 60, pero cuando estaban en el mejor momento el 50 por ciento de la plantilla se infectó con la COVID-19 y fue poco el tiempo de entrenamiento posterior.

Reconoció la calidad de los adversarios, quienes jugaron mejor en todos los aspectos, pues los rojinegros no pudieron descifrar los lanzamientos de los serpentineros tuneros y descuidaron la defensa los jugadores de cuadro y los jardineros.

Sortearon los montañeses todas las dificultades del camino y lograron clasificar luego de las victorias ante Pinar del Río y la Isla de la Juventud en cuarto lugar, con 43 victorias y 32 derrotas.

Obtuvieron estadísticas loables durante la temporada en varios aspectos: average de 306, promedio de embasados de 389 y 774, la defensa en 973; los lanzadores trabajaron para 5.02 de promedio con 342 ponches y 281 bases regaladas.

Una vez más el picheo se presentó como el área más débil; el equipo solo pudo contar con dos buenos abridores: Carlos Font y Alberto Bisset, y como relevistas efectivos Yoandri Montero y el cerrador estelar Yúnior Tur, aspecto que deben mejorar las Avispas para la venidera serie, quizás con jóvenes prospectos como Uber Mejías, Luis Ángel Fonseca y Pedro Portuondo.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video