En Cuba la ciencia tiene éxito y la solidaridad nunca falla

En Cuba la ciencia tiene éxito y la solidaridad nunca falla
Fecha de publicación: 
25 Enero 2021
0
Imagen principal: 

Foto: Tomada de Internet.

António Guterres, el Secretario Nacional de las Naciones Unidas, recientemente alegó que en medio de la pandemia de la Covid-19, que ha robado la vida a tantas almas, “el mundo alcanza un hito desgarrador (…) estamos viendo un vacío de vacunas. La ciencia tiene éxito, pero la solidaridad falla (…) el mundo debe actuar con más solidaridad”.

Guterres enfatiza lo anterior, pues el contexto actual se torna en una carrera de velocidad en la creación, producción y distribución de las vacunas contra el nuevo coronavirus, pero como en deporte individual, las máximas potencias, las grandes farmacéuticas lideran el campo, pero sin un fin grupal. Podría entenderse como un sentir carente de humanidad y apoyo. 

“La fiebre nacionalista de vacunación es contraproducente y retrasará la recuperación global”, agregó dicha autoridad internacional. El egoísmo humano cobra fuerza y resulta más visible cuando la situación es más delicada. Todos los fabricantes deberían trabajar en función de toda la población mundial y no solo de los países ricos, pues qué será de los más pobres.

El espíritu solidario de Cuba ha distinguido dentro de los principios de la nación desde que triunfó la revolución en 1959, y sus manuales se volcaron hacia el bienestar del pueblo, la garantía del disfrute de nuestros derechos, ser dignos de una vida con salud y educación. La ciencia de hoy en esta isla caribeña es fruto del ingenio del gran intelectual Fidel Castro Ruz.

A pesar de que en las últimas semanas la nación ha vivido un repunte de contagios con el SARS-CoV-2, nuestros números, que son el resultado de una centrada estrategia, demuestran cuan humano puede llegar a ser en Cuba el valor de un niño, una embarazada y cualquier persona. Sin costo alguno, aquí hay salud gratuita y nadie queda desprotegido.

El director del Instituto Finlay de La Habana, Vicente Vérez, anunció el pasado miércoles que Cuba espera producir 100 millones de vacunas contra el coronavirus en el 2021 e inmunizar a toda su población en este año. Si algunos de nuestros candidatos vacunales recibe la autorización final, será la cubana, la primera vacuna concebida y producida en América Latina.

Asimismo, en medio de toda esta crisis sanitaria, económica, más el cruel bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los EE.UU., la paralización casi total del turismo, una de nuestros puntos clave de supervivencia, Vérez resaltó que nuestro objetivo será responder a nuestra propia demanda, y a la de los países que la necesiten.

Los investigadores cubanos del centro Finlay trabajan en conjunto con sus homólogos de Canadá e Italia para verificar el impacto, por ejemplo, de la vacuna Soberana 01 en los pacientes que ya estuvieron enfermos con la Covid-19 pero que sufren el riesgo de ser reinfectados. También se está investigando la eficacia de nuestros candidatos ante las nuevas cepas.

De igual forma, el Instituto Finlay dio a conocer que firmó recientemente un acuerdo con el Pasteur de Irán para que esa nación participe en la fase III de la Soberana 02. Las 100 millones de dosis de la Soberana 02 ya son de interés para Vietnam, Venezuela e Irán, como también para Pakistán y la India, con los cuales Cuba tiene convenios de colaboración. 

En este instante, los científicos cubanos trabajan en cuatro preparados: la Soberana 1 y 2, la Mambisa y la Abdala, todos se encuentran en ensayo clínico, dentro de la fase I o III. Un alivio para todos, para el mes de febrero, estamos hablando de tan solo días, se aspira a que todos los niños en Cuba estén inmunizados del SARS-CoV-2 con la puesta de la Soberana 02.

Gratuito y masivo será el proceso de vacunación en esta isla caribeña contra la Covid-19. Como expresara Vélez, “la estrategia de Cuba de comercializar la vacuna tiene una combinación de humanidad y de impacto en la salud y en la necesidad de nuestro sistema de sostener financieramente la producción de vacunas y medicamentos para el país”.

António Guterres máximo dirigente de las Naciones Unidas, expresó que en memoria de esos dos millones de fallecidos por Covid-19 hay nombres y rostros, y el mundo debe actuar en medio de este contexto con mayor solidaridad. Asimismo, lamentó que esta pandemia sea más grave debido a la “ausencia de un esfuerzo coordinado a nivel mundial”.

Cuba una vez más demuestra que nuestros logros ya sean en materia de educación, cultura o científica, son en beneficio de sus ciudadanos y pueblos foráneos. En Cuba la revolución va por todos.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video