El canto de la Patria es nuestro canto (+ VIDEO)

El canto de la Patria es nuestro canto (+ VIDEO)
Fecha de publicación: 
17 Septiembre 2021
0
Imagen principal: 

Foto: Estudios Revolución.

No hubo palabras de más ni de menos: fueron sencillamente las palabras exactas. Así podríamos definir la manera en que expresaron sus sentimientos y compromisos al Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, los más de 70 cubanos residentes en México que este viernes acudieron a su encuentro para juntos también soñar un mejor país.

Avanzar en el camino de la unidad y el diálogo con su comunidad en el exterior es uno de los principales propósitos de la Isla. Lo sucedido esta mañana en uno de los salones de la Embajada cubana, es una muestra de que son muchos los cubanos que, aun lejos de «casa», mantienen fervientes sentimientos hacia la Patria.

Quizás por eso, tras escucharlos con sumo interés hablar por más de una hora, el Jefe de Estado se despidió con la certeza de que «con encuentros como este, con las cosas que ustedes están haciendo, con lo que nosotros sentimos también hacia ustedes, la familia cubana y la Patria cubana están creciendo».

Muy esclarecedoras resultaron las palabras del Presidente Díaz-Canel, quien compartió algunas ideas sobre su visita a México y las actividades previstas, en medio de las cuales consideró muy importante encontrar un espacio en la agenda de trabajo para reunirse con representantes de la comunidad cubana que viven en México.

«Esto responde a una práctica que hemos estado consolidando, que hemos estado sistematizando desde que asumimos la presidencia del país, de que cada vez que por razones de trabajo vamos a una visita de Gobierno, siempre podamos tener un encuentro con la comunidad cubana en el exterior, por varias razones», explicó.

En primer lugar, dijo, queremos ratificarles que el proceso de diálogo con la comunidad cubana, que se inició por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en el año 1978, es un proceso indetenible, que sigue creciendo y continuará perfeccionándose. «Nosotros queremos ratificarles a ustedes toda la voluntad política que existe de profundizar en ese proceso», aseveró, para referirse luego a un grupo de acciones que en los últimos años han ido consolidando este proceso.

De manera particular recordó la actualización que se hizo a la Ley Migratoria, impulsada por el General de Ejército Raúl Castro Ruz durante su mandato como Presidente y Primer Secretario del Comité Central, un hito importante que contribuyó a la salida y el regreso ordenados de los cubanos desde y hacia Cuba.

Otro de los procesos que ha ido alimentando esta continuidad, destacó, están relacionados con un grupo de temas que sin tabú hemos estado compartiendo, a partir de los planteamientos que la comunidad cubana nos hace en los diálogos que sostenemos con ella, en los encuentros La Nación y la Emigración que a nivel regional se han ido realizando, y también las opiniones que cotidianamente nos hacen llegar a nuestros consulados o a nuestras embajadas con diversas preocupaciones asociadas a trámites de pasaporte, a cómo invertir en el país y participar en el proceso de desarrollo económico y social.

Con absoluto convencimiento, ratificó, además, el compromiso del Gobierno cubano, en cuanto la COVID-19 lo permita, de realizar la IV Conferencia La Nación y la Emigración, que ha estado antecedida por varios encuentros regionales que pudieron desarrollarse antes del inicio de la pandemia.

Tengan toda la confianza, aseveró, de que se mantiene el proyecto de seguir reunificándonos, de hacer lo más naturales posibles los lazos entre los cubanos que estamos en Cuba y los que están en el exterior y aman a Cuba y la defienden. «Este encuentro es parte de eso».

De agradecimientos habló luego el Presidente Díaz-Canel, porque también la comunidad de cubanos en México ha apoyado «en estos tiempos difíciles que está viviendo la Patria». Muchas y diversas han sido las acciones llevadas a cabo, por eso también fueron muchos y diversos los agradecimientos.

El mandatario expresó su gratitud por el seguimiento y el apoyo que dieron, junto al personal de nuestra Embajada, a las brigadas médicas del Contingente «Henry Reeve» que vinieron a apoyar al pueblo mexicano y a su Gobierno en la etapa más compleja de la pandemia que vivió la nación azteca.

A ellos reconoció también el apoyo brindado a través del envío de donaciones de materiales e insumos médicos que han resultado de vital importancia para apoyar la campaña de vacunación que lleva a cabo el país.
Gracias les dio, además, por la manera honesta y valiente en que han enfrentado la campaña mediática, cruel, criminal y atroz auspiciada por el Gobierno de los Estados Unidos, con el interés de derrocar a la Revolución cubana aplicando los conceptos y las variantes de la guerra no convencional.

Hoy cuando uno va a las redes sociales, comentó, se da cuenta de que en esas plataformas, sin ética ninguna, existe una imagen de una Cuba virtual que no tiene que ver nada con lo que está sucediendo en Cuba. «Tenemos complejidades y necesidades, pero en Cuba no hay desorden, ni hay represión ni la gente está volcada en las calles insatisfecha».

«Tenemos que romper la matriz de tratar de presentar a la comunidad cubana en el exterior como un bloque monolítico de cubanas y cubanos que están contra Cuba y que lo que desean es una intervención norteamericana», insistió.

«Sabemos que la mayor parte de nuestra comunidad cubana en el exterior es todo lo contrario y así lo demostraron ustedes», destacó. La mayoría, valoró, está a favor de la reunificación familiar, tienen interés en que el país se desarrolle, y participar en ello, quieren tener una relación normal con su familia, con su pueblo, con su país, y «nuestro Gobierno por supuesto está empeñado en dar todos esos espacios».

«Si les pidiera algo en el día de hoy, es que mantuvieran esa posición que han tenido y poder consolidarla», dijo el Presidente y desde el auditórium no se hizo esperar la respuesta: «¡Cuente con eso Presidente!»

ORGULLO DE CUBANOS

En el encuentro del mandatario con una representación de residentes en México, intervinieron cerca de una veintena de cubanas y cubanos de los más de 70 que participaron, algunos viven en el Distrito Federal, muchos tuvieron que viajar desde los estados —algunos lejanos— para intercambiar con su Presidente, «una oportunidad que pocas comunidades emigrantes del mundo tienen», coincidieron.

Al comentar lo que era común al quórum, Pedro Núñez Mosquera, embajador de Cuba en el país mesoamericano, señaló que se trata de una asociación de patriotas, de personas comprometidas con su pueblo y su Revolución, que ha tenido siempre una activa participación en todas las acciones a favor de Cuba, y en el último año han desarrollado una impresionante gestión para enviar a la Isla medicamentos e insumos médicos para contribuir en el enfrentamiento a la pandemia provocada por la COVID-19.

Al joven Sergio Chaviano Llerena, presidente de la Asociación José Martí de Cubanos Residentes en México, parece que el momento lo envolvió en el halo y el ángel de la Patria, y se dirigía a Díaz-Canel diciéndole «Comandante».

Como primer orador del debate, dio la bienvenida al Presidente y le aseguró, en nombre de sus compañeras y compañeros, que podía contar con todos y para todo, «para lo que sea, Comandante, somos continuidad», le dijo.
Olivia Garza Joa se describe como una mexicana hija de cubanos, por lo que siente a Cuba como una patria, que como México, la lleva en el corazón. Miembro de la directiva de la Asociación José Martí, comentó el compromiso de contribuir y ayudar a sus compatriotas en la difícil situación que atraviesan.

Entre otras acciones, comentó los esfuerzos que realizan como parte de la iniciativa que se desarrolla en América Latina y el Caribe para enviar a la Isla un millón de jeringuillas. «Es en esta batalla de ideas, en la que estamos los cubanos y los descendientes de cubanos; todo por Cuba», dijo.

Vivian López Benítez calificó como orgullo extraordinario el que el Presidente Díaz-Canel decidiera intercambiar con ellos. «Es —explicó— ese orgullo de cubano que solo lo puede interpretar el que lo siente, y en cierta medida el que es cubano».

Hizo «un reconocimiento, sentido, amplio, cercano», a todo el personal científico y médico que ha contribuido a que los daños de la pandemia en Cuba no hayan sido mucho peores y a elevar el prestigio de nuestra nación por obtener varias vacunas contra la COVID-19.

López Benítez informó de la decisión de la Asociación José Martí de Cubanos Residentes en México de entregar la Distinción José María Heredia a todo el personal científico y médico que ha participado en el enfrentamiento a la nueva pandemia.

Vivian señaló que esta distinción se creó en honor al insigne cubano que vivió tantos años en México y donde tuvo una vida prolífera. Anteriormente fue otorgada y entregada, entre otras personalidades, al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz — precisamente en uno de los encuentros de La Nación y la Emigración— y a los Cinco Héroes Cubanos cuando eran prisioneros del imperio estadounidense por su lucha contra el terrorismo.

La Asociación propuso hacer el reconocimiento a nuestros científicos y médicos, de forma simbólica, en la Conferencia La Nación y la Emigración a realizar el próximo año en La Habana de forma presencial, decisión que fue acogida emotivamente por el Presidente cubano.

Marisol Guerra Carvajal, a cargo del área de cultura de la asociación de cubanos residentes en México, agradeció la formación como artista que recibió en su patria, la que es —dijo—un lujo que muy pocos pueden darse en otros países por lo costoso que es esa enseñanza.

Se congratuló de la fortaleza que hoy tiene —como siempre— la Revolución, a pesar de las mentiras y manipulaciones, y del amor y el compromiso de la inmensa mayoría de los cubanos que están aquí y en otras partes del mundo.

Tras sus emotivas palabras, la joven hizo vibrar el auditorio al vocalizar Preludio de Girón —de Silvio Rodríguez—, llegando al tono más alto en los versos «Nadie se va a morir, menos ahora/Que el canto de la patria es nuestro canto».

Eduardo Jesús Morales Lameiro, un cubano del sector empresarial y miembro de la agrupación Somos Cuba-México, adscripta a la Asociación José Martí, y dirigida a llevar inversiones a Cuba, agradeció al Jefe de Estado por las políticas para fomentar los negocios de los residentes en el exterior.

Comentó al Presidente los esfuerzos que están realizandodesde hace tres años para el desarrollo de proyectos destinados al suministro de materiales e insumos en diversos sectores, incluyendo una empresa de capital mexicano que está en los trámites finales que deben honrarse.

Entre otras iniciativas —explicó— tienen en carpeta el proyecto Ponle Corazón a Cuba en la Vivienda, para contribuir al mejoramiento del fondo habitacional en la Isla y como apoyo a la Política Nacional de la Vivienda que se está implementado, de la cual —señaló— estamos al tanto.

Alentado evidentemente por las anotaciones que Díaz-Canel iba haciendo en su pequeña agenda mientras él narraba los proyectos propuestos y las demoras que han tenido que enfrentar, debido, entre otros obstáculos,a la COVID-19, Morales Lameiro —que solicitó el apoyo directo del mandatario para viabilizar algunas iniciativas— expresó que incentivar las inversiones de las cubanas y cubanos de la emigración dejará sin palabras a quienes señalan que los nacionales residentes en el exterior tienen menos derechos que los extranjeros que llegan a Cuba.

Cubana y conocida también como la Abuela cuenta cuentos de Veracruz, que va escuela por escuela enseñando con música y títeres a las niñas y niños de esa región, María Elena Mora Valiña llegó al encuentro del Presidente cubano en representación —dijo ella misma— de la rumba cubana («!rumba cubana, timbalaye, rumba cubana!, dijo con zalamería la mulata, bella aún a pesar de los años —o en contra de ellos).

«Independientemente de que haya pandemia, sufrimientos, amenazas, egoísmos, saben qué nos salva, el amor, la alegría, la fe, la esperanza que se logra cuando los adoquines extrañan al rumbero que no ha podido ir a bailar, cuando nosotros en nuestras casas cubanas ponemos un poquito de fe para seguir adelante, cuando el vecino le da una aspirina al otro, cuando aquel le dice te doy un buchito de café, y saben por qué, porque lo que nos va salvar es el amor.

«La cultura es muy amplia, la cultura habla de muchas cosas, pero tenemos que enseñarla a nuestros hijos, a nuestros nietos, nosotros que estamos aquí, porque tierra no hace patria; nos hace patriotas lo que defendemos, como estamos defendiendo a Cuba hoy. La cultura es lo que tenemos hoy para defender lo que es esa linda Revolución, la cubana.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video