Alimentación: Nuevos modos de hacer ante la nueva enfermedad  

Alimentación: Nuevos modos de hacer ante la nueva enfermedad  
Fecha de publicación: 
21 Septiembre 2020
1
Imagen principal: 

El mundo está aprendiendo a vivir con la Covid-19. Mientras los científicos tratan de tener lista una vacuna, especialistas de diversa índole se lanzan a buscar otras soluciones para que la humanidad continúe su camino, aunque con una normalidad diferente.

En Italia, Francia y España el cierre de bares y restaurantes redujo en más de un 50% las ventas de vino. ¿La solución?: transformar el vino en gel desinfectante para las manos.

En Cuba, el problema  nada tiene que ver con acumulaciones de vino. En contraste con lo que sucede en algunos países desarrollados donde los anaqueles demandan de compradores, aquí escasean los alimentos, lo mismo agrícolas que industriales,  y, para adquirirlos,  las personas siguen aglomerándose, haciendo colas sin guardar la necesaria distancia. 

Si algo ha ratificado la Covid-19 es que nos urge explotar todas las alternativas para la producción de alimentos, como una y otra vez ha convocado la dirección del país. 

La mini industria, por ejemplo,  puede aportar mucho  en este sentido así como las tierras sin cultivar, que suman tantas caballerías, mientras las trabas burocráticas e impagos a campesinos continúan afectando al sector agrícola.


Foto: Radio Sancti Spíritus

En particular, La Habana necesita mucho de Mayabeque y Artemisa para abastecer a su población de viandas y hortalizas, principalmente, pero en los últimos días, un malentendido hizo que los equipos de transporte dejaran de hacer sus viajes habituales.

Lo cierto es que La Habana ha tensado cuerdas en el tema de la alimentación y se apela a soluciones rápidas, pues continúa el desabastecimiento de productos del agro en buena parte de los municipios.

La Covid-19 ha evidenciado, una vez más,  que aquí los alimentos van directo del campo a las tarimas. No existe una industria conservera fuerte, debido, entre otros motivos,  a la falta de materias primas para el envasado y también de la necesaria tecnología;  ello, sin olvidar el arreciado bloqueo que nos impone el gobierno de EE.UU. 

La agricultura,  con tecnologías atrasadas para la siembra y el cultivo, tampoco ha sido capaz de tributar a la alimentación de más de 11 millones de habitantes y se importan productos –ahora con un alza en los precios- que podrían crecer en nuestras tierras.


Foto: Cubadebate

Pero ahora más que nunca debemos dar el salto en cuestiones de alimentación: transitar de la resistencia al desarrollo sostenible.

No por gusto el Presidente cubano ha estado intercambiando sistemáticamente con expertos y científicos en función del Plan de Soberanía Alimentaria y Nutricional, y en todas las oportunidades ha subrayado la necesidad de un modelo de gestión que conecte la innovación y el desarrollo. 

Díaz-Canel ha insistido en cuán vital resulta la vinculación de la ciencia a las distintas formas productivas, puntualizando precisamente en la urgencia de sistemas productivos locales para contar territorialmente concierta autonomía en este tema de la alimentación, donde tampoco pueden faltar el financiamiento y el chequeo sistemático de cómo se concreta lo acordado.

El mandatario se refirió a las necesarias interacciones que tienen que existir entre los actores de la ciencia y las diferentes formas productivas; a la urgencia de crear ambientes propicios para esas relaciones; y al desarrollo de sistemas productivos locales para que cada vez el territorio sea más independiente y autónomo en sus estructuras.

Convertir el vino en gel bactericida se traduce en Cuba para el caso de la alimentación, en darle a nuevos modelos de gestión, de comercialización, de relaciones entre todos los actores económicos, de cadenas de producción, como dijera el Presidente en coherencia con lo aprobado por el Consejo de Ministros como la Estrategia para impulsar la economía y enfrentar la crisis mundial provocada por la COVID-19.

De esa forma, cuando la pandemia sea solo un mal recuerdo –y  así habrá de ser-, podremos arribar a esa etapa en términos alimentarios también con una nueva normalidad, nueva y mejorada.

Comentarios

Sería muy importante buscar alguna alternativa de venta de posturas o semillas de productos que se puedan reproducir en espacios pequeños y macetas, fundamentalmente en zonas urbanas, tenemos interés pero ni la tierra ni la forma de reproducir, también sugiero un manual que nos indique cómo hacerlo.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video