La casa donde nacieron Fidel y Raúl

En este artículo: 
La casa donde nacieron Fidel y Raúl
Fecha: 
11 Agosto 2020
La casa de tablas amarillas y techo de zinc rojo, parte integral del actual Conjunto Histórico de Birán, perteneciente al municipio Cueto, emblemático lugar de la geografía cubana en la provincia Holguín, cuna de los líderes históricos de la Revolución cubana, Fidel y Raúl Castro Ruz.

Fidel volvió a las raíces más profundas de su eterno Birán

  A Birán, rincón natal, volvió el Comandante en Jefe Fidel Castro en varias ocasiones, como quien regresa hasta aquellos lugares donde se fue feliz, al seno materno que cobijó la familia Castro Ruz sobre las raíces del más frondoso de los cedros del lugar.
  Rodeado de las aguas de la presa Sabanilla y la meseta de Mayarí, Birán es un pequeño poblado situado actualmente en el municipio holguinero de Cueto, y aunque el paisaje natal ha cambiado, Fidel afirmaba que el parecido era bastante grande con el de sus bisoños recuerdos.

  La última vez que el líder histórico de la Revolución visitó la casa original fue en abril de 1953, pues en 1954 la construcción se quemó, y no fue hasta el año 1980 que se realizó una reconstrucción capital al inmueble, proyecto liderado por Celia Sánchez Manduley que devolvió casi milimétricamente cada detalle del conjunto a su sitio.

  Luego vinieron los años duros de la lucha, el tiempo que seguramente Lina esperó a sus hijos desde las alturas de la casa con el corazón en la mano; no fue hasta 1958, un año antes del triunfo definitivo, que ella vio llegar al líder del movimiento rebelde acompañado por una pequeña escolta de entre la bruma del lomerío.

  En una cronología que resume las visitas de Fidel a Holguín, incluida en el libro Fidel Castro. Como un espada reluciente, compilado por los periodistas María Julia Guerra y Rubén Rodríguez y publicada por Ediciones La Luz en 2016, se detalla que la próxima visita a Birán del revolucionario fue tristemente en 1962 para asistir a los funerales de su madre.

  Estos autores señalan que luego regresó el 17 de junio de 1980 para conocer de cerca las obras de restauración que se realizaron en el conjunto histórico que hoy se distingue por sus valores arquitectónicos y las raíces patrióticas como tierra natal también de Raúl.

  El periodista Julio García Luis, quien lo acompañó en su visita, recordó que luego de recorrer la vivienda y establecer con sus recuerdos diversos detalles en los que había aciertos y diferencias con la edificación original, afirmó que la habían logrado hacer casi exacta.

  Junto al escritor colombiano Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura, regresaría el 15 de agosto de 1996, visita que como la recuenta el periodista holguinero Cleanel Ricardo, quien compartiera parte de esa experiencia única, fue un ejercicio de amor, un reencuentro con la memoria, una escaramuza de esas que hacen tanta falta como oxígeno.

  Exactamente acababa de cumplir Fidel 70 años de edad, por lo que explica el reportero, que se sentía latente la celebración de los pobladores que dos días antes habían festejado el onomástico del Comandante en Jefe.

  Allí, el invicto Comandante, recorrió junto al Gabo y su esposa Mercedes, el batey, les mostró el punto exacto donde nacieron él y sus seis hermanos. Explica el periodista que era como tocar con las manos, la vista y el extra del cariño cada pulgada intacta, cada metro cuadrado de un espacio vital.

  Rendir tributo a su madre fue el propósito de su último encuentro con Birán, donde nació en 1926, con sus cedros y su rincón natal, cuando se cumplió el centenario del natalicio de doña Lina Ruz en 2003.

  Durante ese homenaje a su querida madre se presentó el texto Todo el tiempo de los cedros. Paisaje familiar de Fidel Castro Ruz, de la periodista Katiuska Blanco, bajo el algarrobo que custodia celoso el legado de una familia que acunó una revolución con todas sus fuerzas.

  Mildred Legrá, periodista del semanario ¡ahora! al rememorar en uno de sus trabajos este momento lleno de ternura, escribe que durante el encuentro Fidel habló de su infancia, su juventud, del lugar donde nació y de quienes lo acompañaron en esa etapa de su vida.

  Por eso Birán es la vida familiar aferrada a los senderos y a todo el entorno de su principal protagonista, Fidel Castro Ruz, el líder mundial que con la ternura y la hidalguía de un cedro multiplicó sus raíces y su savia en el más profundo sentir de todo el pueblo de Cuba, cuyas ideas por el bienestar de la humanidad transcienden fronteras como guías hacia un Mundo Mejor .

 

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video