Añadir nuevo comentario

Siempre le he salido al paso, con las explicaciones que tengo a mano, a esas ideas malintencionadas que ponen en boca de cualquier descontento, sobre todo ante la ocurrencia de estos inaguantables apagones. Me gustó la frase del Ministro del MINEM, en una reciente entrevista: «…los trabajadores eléctricos están dejando la vida para reparar bien y que no fallen las calderas. Y cuando llegan a sus casas, tampoco tienen luz. Por respeto a esa entrega, valen las explicaciones constantes, claras y oportunas…» Y, aparte de un elemental sentido del momento, me solidarizo con estos trabajadores, sin a veces más estímulo para su labor que la satisfacción del deber cumplido y la ingrata realidad que confrontan a su regreso a casa en apagón, explicación imposible a sus vecinos y familia. No tengo que situarme en su lugar, estuve en el lugar de ellos, trabajé en Geysel más de doce años. Mis respetos a esos trabajadores.
energetico@blauvaradero.tur.cu
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.