ZONA CRÍTICA: Un universo temático para la telenovela cubana

ZONA CRÍTICA: Un universo temático para la telenovela cubana
Fecha de publicación: 
19 Junio 2021
1
Imagen principal: 

Escena de Vuelve a mirar, la telenovela cubana de turno.

La telenovela es en Cuba como la pelota. Casi todo el mundo tiene una opinión. Casi todo el mundo se siente un especialista. Y eso no está mal, habla del gran impacto popular del género, de su arraigo. Pero también plantea desafíos para los profesionales del sector. Porque cuando hablamos de un público, no hablamos de una masa homogénea. Y lo que quiere, lo que demanda, lo que disfruta uno... no es lo que le conviene al otro. Y, de eso hemos hablado esta semana, hay un solo espacio para la telenovela de estreno. Una a la vez. Sobre esa están todos los ojos, esa tiene que complacer a todos.

Es un tema complejo. En la elección del tema, hay posiciones encontradas. Porque hay quien cree que la telenovela tiene que seguir la tradición del folletín de toda la vida, que es su génesis: la historia de amor, el enfrentamiento entre el bien y el mal. Hay quien piensa que suficiente tiene con sus problemas cotidianos, y la telenovela tendría que ser un refugio, un momento para desconectar con historias sin demasiada trascendencia. Pero hay quien cree que a estas alturas no se puede contar una historia de amor ignorando el contexto social. Y en la posición extrema están los que le piden a la telenovela tesis, soluciones, testimonio de los problemas más acuciantes de esa sociedad... Quieren casi periodismo, ignorando los códigos del género, que son códigos porque funcionan.

Las ideas de los géneros puros son un poco obsoletas. Una telenovela tiene que ocuparse de una historia de amor, pero el amor no fructifica en laboratorios. Los que aman tienen historias de vida, tienen profesiones, viven peripecias en su contexto más inmediato. La telenovela puede recrear esos contextos. Ahora bien, hay otros géneros del arte dramático, del arte en general, que son más propicios para el abordaje central de ciertos temas.

El desafío principal es diversificar. Producir telenovelas y producir series. Y unitarios.

Pero insistimos, la telenovela contemporánea puede acercarse a disímiles temas, incluso temas escabrosos, siempre y cuando defina bien el tratamiento, su presencia en las tramas, sus implicaciones...

Como todo, hay quien cree que no son tiempos de telenovelas. Pero hay un público que las sigue. Y no es un público pequeño. Y está claro que el género ha encontrado maneras para renovarse. Esa renovación no es solo temática, por supuesto... Hay mucha tela para cortar.

Una versión de este comentario se publicó en el Noticiero Cultural de la Televisión Cubana.

Comentarios

Me parece un tema con muchas artistas para resolver. El caso del adulto mayor, muy marginado en medio de algunas familias. La sexualidad en la menopausia. La prostitución desde diversas formas. La separación de las familias. Los valores en la adolescencia. Los hechos delictivos. Los valores sobre el respeto. La amistad. En fin es una novela en desarrollo muy versátil, creo q la disfrutaremos además de q nos ayude a tomar sediciones sobre nuestros propios problemas. Muchas gracias.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video