EN GALERÍAS: El que tenga oídos… que vea

EN GALERÍAS: El que tenga oídos… que vea
Fecha de publicación: 
9 Septiembre 2021
0
Imagen principal: 

Hundido en la línea del horizonte (2007, instalación: monedas de aluminio y níquel de un centavo cubano acuñadas en La Habana en 1983 y una moneda de plata de un peso cubano acuñada en Filadelfia, en 1933), de Eduardo Ponjuán.

En el sitio web del Consejo Nacional de Artes Plásticas (http://www.cnap.cult.cu/noticias-artes-plasticas/el-que-tenga-oidos-que-...) y en las redes sociales de la institución se puede apreciar por estos días el proyecto curatorial El que tenga oídos… que vea, del crítico Maikel Rodríguez Calviño. La exposición virtual reúne obras de importantes creadores cubanos que, de alguna manera, dialogan con las actuales circunstancias del país y el mundo.

Más que un proyecto curatorial es un ensayo, como avisa en sus palabras de presentación el propio crítico. Por lo tanto, está incompleto. Las preguntas que parecen responder con sus obras estos creadores pueden coincidir con las que se hacen otros tantos artistas cubanos. Y son también, en buena medida, las de cualquier hijo de vecino.

La vocación crítica, asociada a la responsabilidad y la posibilidad del artista ante su contexto, ha sido constante en la creación visual de las últimas décadas. Pintores, dibujantes, fotógrafos, escultores... han dejado testimonio de sus circunstancias y al mismo tiempo han cuestionado, con altura estética y conceptual, procesos y peripecias del entramado social. Ahora, en momentos de crisis, esas visiones mantienen pasmosa actualidad.. aunque fueran concebidas hace años.

El que tenga oídos… que vea es una propuesta y, hasta cierto punto, una provocación. El curador advierte: «la función crítica del arte, siempre y cuando se fundamente en la justicia y la información, no debe ser entendida como un arma de ataque, sino como una herramienta de trabajo, de perfección y crecimiento en todos los niveles».  

Y añade: «Ojalá, cuando las condiciones epidemiológicas lo permitan, llevemos a escena una versión en físico, más ambiciosa y cuidadosa. Mientras, disfrutemos de la (posible) muestra en el espacio virtual». Estaremos al tanto.

Time(less) (2020, instalación: carcasas de metrocontadores, barras de acero corrugado y fotografias de archivo sobre el proceso de construcción de la Plaza de la Revolución), de Octavio Irving Hernández.
El otro grito (instalación, 2011), de Ares.
De la serie Absolut Revolution (fotografía digital, 2003), de Liudmila & Nelson.
Discurso (instalación, 1999), de Wilfredo Prieto.
Rectificación, de la Serie Discurso (2010, escultura instalativa: acrílico de uso estomatológico, prótesis dentales y alambres de uso en ortodoncia), de Adriana Arronte.
Lo simple y lo compuesto (detalle, óleo sobre lino, 1999), de Arturo Montoto.
Los ritos del silencio II (2002, mixta sobre lienzo), de Agustín Bejarano.
Sin título (1994, caricatura incluida en el libro Habanauto de fe, publicado por Artecubano Ediciones en 2011), de René de la Nuez.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video