El campeón se cita a dentellada limpia a otra final

El campeón se cita a dentellada limpia a otra final
Fecha de publicación: 
14 Marzo 2021
0
Imagen principal: 

Erisbel Arruebarrena (D, primer plano), conectó decisivo cuadrangular con dos corredores en circulación por el equipo de Matanzas (uniforme rojo y blanco), que le ganó el cuarto juego consecutivo a Las Tunas (uniforme rojo y verde) en el estadio José Antonio Huelga y defenderá contra Granma su título de campeón nacional de la pelota cubana, en Sancti Spíritus, Cuba, el 14 de marzo de 2021. ACN FOTO/Oscar ALFONSO SOSA

Sí, Matanzas lo hizo nuevamente. Darse cita a su segunda final en línea con un rendimiento inédito: ganar cuatro partidos en línea después de iniciar debajo 0-2 el duelo vs. Las Tunas al mejor de siete.

Otro choque tenso de principio a fin, con los nervios al límite, al punto de que contó con un desagradable e innecesario altercado entre las dos nov3enas en la parte alta del octavo episodio del choque que en definitiva culminó 6-3 favorable a los actuales monarcas.

Tres hombres pudieran decirse cargaron con el peso ofensivo de los Yumurinos en esta serie semifinal, sin menospreciar el aporte de otros como Aníbal Medina, Ariel Sánchez, Y Jefferson Delgado. Pero los puntales indiscutibles fueron Yadil Mujica, Yadir Drake, y Bárbaro Erisbel Arruebarruena, los tres hombres con experiencia en circuitos profesionales más exigentes.

De hecho, Drake, prendió la mecha con jonrón de dos carreras, pues halló a Arruebarruena en circulación en la parte baja del tercero, sobre los envíos del zurdo Yudiel Rodríguez, principal carta tunera desde el box durante toda la campaña. La conexión, que se fue por los 380 le sirvió para llegar a 17 impulsadas a Drake, quien proyecta poner en peligro el récord de 24 para una postemporada en poder del santiaguero Rolando Meriño.

Esa conexión puso delante a los suyos, antes de que fuera expulsado en el octavo por emprenderse a golpes con el jardinero central de los Leñadores, Yunieski Larduet. Por cierto, ninguno de los dos involucrado directamente en el incidente que desató la riña.

Del otro lado se encaramó en la lomita el derecho Noervys Entenza, quien tampoco pudo arribar a su triunfo número 100 en esta oportunidad.

Ambos mentores decidieron, como era de esperarse, depositar la mayor confianza en sus abridores y dejar que estos caminaran: de hecho, a Entenza le igualaron la pizarra a tres en la alta del séptimo y abandonó el choque con 116 lanzamientos.

Por su parte a Yudier lo sacó de la colina de los martirios el campo corto Arruebarruena, quien le conectó cuadrangular con dos a bordo en las postrimerías del llamado lucky seven, las que decretaron el marcador definitivo favorable a los yumurinos.

Soportaría Yudiel seis carreras, de ellas cinco limpias, dos bambinazos, con par de ponches y tres boletos en 6.2 tercios de innings.

Dos cohetes per cápita batearon Arruebarruena (4 vuelacercas de sus cinco incogibles en esta instancia), Andrys Pérez, y Ariel Sánchez.

Con el mal hecho se encargaría de relevar Yasel Luis Labrada, quien no permitió anotaciones.

Del otro lado Yoel Suárez se apuntaría su tercera sonrisa de estos play off, cuenta además con un rescate, pese a ser expulsado igualmente en el octavo a raíz de la trifulca, provocada por un deslizamiento en la intermedia sumamente innecesario de Héctor Castillo, a las piernas de Aníbal Medina en un lance que era out con suma holgura.

Este tipo de incidentes deben evitarse a toda costa. Afortunadamente ambos timoneles y buena parte de sus pupilos salieron al terreno en tono apaciguador, por lo que la sangre no llegó al río.

Solo que del incidente derivaron seis expulsiones: Castillo, Larduet, Andrés Quiala y Alberto Pablo Civil por los tuneros; y Drake y Súarez por los matanceros, estos últimos inhabilitados por reglamento de jugar al menos el próximo choque.

Algunas claves

Todo juego de pelota tiene jugadas, momentos o los llamados breaks que derivan cruciales en el desenlace de los partidos. Intentaremos develarles algunos sucedidos en el de este domingo:

  1. Yudier Rodríguez prácticamente regaló la tercera anotación de los Cocodrilos. Desacertado su tiro a segunda sobre el toque de Andrys Pérez, máxime cuando el corredor era el veloz Eduardo Blanco.
  2. La defensa yumurina se durmió en la alta de la quinta, propiciando la anotación inicial de Castillo, independientemente de que luego el doble de Quiala le hubiese abierto las puertas del home plate. En choques de esta magnitud, no se puede cometer ninguna fisura.
  3. La defensa de Matanzas se las ingenió para sacar los outs y reducir las amenazas tuneras en los momentos cruciales, con un Mujica impecable en el tercer cojín, fuera de su posición habitual como praracorto. Como consecuencia los Leñadores dejaron 11 corredores en las almohadillas.
  4. Yoel Súarez si bien no terminó su faena, relevó de manera sólida en la baja del séptimo, donde solo le facturaron una por fly de sacrificio de Yosvany Alarcón. Con dos sonrisas y un rescate en este duelo semifinalista, el espigado diestro recuperado de una complicada cirugía Tommy-Jones, emerge como uno de los puntales del avance de Matanzas a la final, y candidato a MVP de la postemporada.

Ese es el panorama amigo mío, con la fecha de inicio de la final de esta 60 Serie entre signos de interrogación, luego de que nuevamente el Coronavirus hizo acto de presencia, en esta oportunidad en el elenco de Granma, aislado en el centro La Sierrita y en espera de un nuevo análisis de su situación epidemiológica el martes, tras lo cual se comunicará una tentativa fecha de apertura para el duelo decisivo.

Nos toca esperar tanto a usted como a mí, para exacerbar las emociones nuevamente frente a nuestros telerreceptores.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video