DE LA HISTORIA DEPORTIVA: Cuando la lluvia quiere ser la protagonista de un certamen

DE LA HISTORIA DEPORTIVA: Cuando la lluvia quiere ser la protagonista de un certamen
Fecha de publicación: 
30 Noviembre 2021
0
Imagen principal: 

¡Cómo molesta la lluvia a los I Panamericanos Juveniles que se escenifican en Cali! Atrasa el inicio de las lides por horas y aun días, obliga a variar programas, en clavados se tuvieron que convertir eliminatorias en finales... Precisamente, este cambio en un certamen de categoría se vio por vez primera aquí. Muy bien por nuestros narradores al apoyar dicha transformación. Mantener lo establecido sería abrazar la lógica formal. Lo realizado optó por el camino de la dialéctica al tener en cuenta las condiciones existentes.

Y tanta agua sigue jo...robando, con el añadido de que muchas instalaciones no están bien techadas. Lo que ocurre trae a la memoria aquella gran fiesta del continente de Río de Janeiro 2007, aunque allá el ataque fue mucho más agresivo. Potentes aguaceros hicieron estragos en los XV Juegos: golpes a tácticas y estrategias de los contendientes y sus guías, suspensión de encuentros que inciden demasiado en el resultado final incluso. Así lo relató Enrique Montesinos en su libro Juegos Panamericanos, Editorial Deportes 2007:

“En el capítulo siempre presente de los desaguisados  no deben soslayarse las incidencias en los diamantes beisboleros, a cuya improvisada construcción se sumó la fatalidad  de grandes aguaceros, para que abundaran  las suspensiones, hubiera que entregar por primera vez dos medallas de bronce, sin jugar para definirla , y  estar a punto de conceder dos de oro , aunque finalmente pudo celebrarse la final en la que Cuba superó a Estados Unidos  y siguió eslabonando una larga cadena de títulos que llegó a ¡¡¡ diez ¡!!! “ 

En sóftbol para damas  ocurrió peor: dos plateadas: Canadá y Venezuela., por la imposibilidad de efectuar el partido entre sus selecciones. La victoria para las representantes de EE.UU, su sexta seguida.

La delegación del la sede con 52-40-65  se acercó a los cubanos que apretaron  el acelerador en las últimas jornadas para no caer del segundo puesto: 59-35-41.Aunque se realizaba el perfeccionamiento de la adaptación a la nueva fase, no encontramos caminos para responder  con firmeza a la falta del campo hermano, el cerco harto aumentado y  la agregación de errores propios: el campeonismo batiendo aún y la consiguiente laceración a la masividad y la labor principal de la cultura física: la forja de seres humanos mejores en el físico y el alma.: EE.UU en la cúspide pese a que por primera ocasión bajaron de los cien títulos: 97-88-52. Canadá en el cuarto: 39-44-55.

La justa junior actual trae otro recuerdo, muy grato por cierto: cuando Cali albergó los VI Juegos Panamericanos  del 11 de julio al 13 de agosto de 1971. La Mayor de las Antillas  ocupó por ocasión inicial el segundo puesto del medallero del clásico, solo superada por la representación de Estados Unidos: 17-83-47 por 57-45-32.Y un pinareño de la categoría juvenil resultó el autor del hecho más relevante de la cita: Pedro Pérez Dueña. Rompió el récord mundial de triple salto al conquistar el cetro de la prueba con 17.40. Tenía solo 19 años.

El citado deportista también se titularía en los Centroamericanos y del Caribe de Panama´1970 y  Santo Domingo1974. Contendió en los Juegos Olímpicos de Munich 1972 y  Montreal1976: en el certamen efectuado en Alemania terminó en el lugar duodécimo de la fase clasificatoria y no llegó a  la lid decisiva; en el de Canadá, fue el cuarto de la especialidad, cerca del bronce ganado por el brasileño Joao Carlo de Oliveira: 16.90 por 16.81. Graduado de Medicina, laboró hasta el fin de sus días en 2019, con el atletismo de su patria.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video