De Copa del Caribe, preolímpico de Estados Unidos y algunos apuntes

De Copa del Caribe, preolímpico de Estados Unidos y algunos apuntes
Fecha de publicación: 
20 Marzo 2021
0
Imagen principal: 

La pelota está en la calle por múltiples razones. La primera de ellas la fecha de inicio de la final de la 60 Serie Nacional de Béisbol entre Matanzas, campeón vigente, y Granma, pactada para el domingo 28 de marzo.

Lo segundo asociado a la presencia de Cuba en la III Copa del Caribe en Willemstad, Curazao (17-24 de abril); y el tercero la participación y disputa del preolínpico de las américas de Béisbol, con una preselección de 60 jugadores y la posibilidad de afiliar a peloteros contratados de forma autogestionada en Ligas profesionales foráneas.

Con semejante surtido menú beisbolero trataremos de compartir algunos puntos de vista para invitarlo a la reflexión sobre cdaa una de estos platos fuertes.

 

Final caliente e inédita

Por primera vez en la historia de los clásicos domésticos se medirán en una final los equipos de Matanzas y Granma.

Ciertamente son dos de las escuadras más estables y potencias emergentes de nuestra pelota en la última década: Granma con títulos consecutivos en las temporadas 56 y 57; y los yumurinos con ocho podios en las últimas diez campañas, incluido el cetro de la precedente.

Hay elementos para nada despreciables de cara a esta final:

  1. La tensa situación epidemiológica impuesta por el Coronavirus, que se ha enfrascado en interrumpir la naturalidad secuencial de nuestro calendario, ya sea en etapa regular como en play off.

De hecho, Matanzas ha sufrido esas prolongadas pausas como ningún otro plantel, lo cual pudiera reflejarse una vez más en obtención demorada de forma deportiva y nivel de juego. Afortunadamente en una serie al mejor de siete es más fácil de alcanzar.

  1. La forma envidiable del pitcheo abridor granmense, especialmente la dupla Lázaro Blanco (cuatro sonrisas en igual número de salidas), y César García, brazo duro, capaz de asumir cualquier rol si el partido lo amerita. Gracias a su faena en buena medida, Granma acaricia su tercera final en cinco años. El zurdo Leandro Martínez redondea la rotación abridora aportándole experiencia y pudiera antojarse letal frente a los hombres de la llamada mano equivocada en el line-up yumurino.
  2. La profundidad de la batería matancera, capaz de realizar cambios en la alineación sin apenas notar diferencia y mermar en su endemoniado poder de fuego: William Luis, Yariel Duque, Yasiel Santoya, Juan Miguel Vázquez y Javier Camero, son ejemplos de posibles roles de designado, emergente o inicialista.

Si a ellos les sumamos a Yadil Mujica, Yadir Drake, Erisbel Arruebarruena, en estado de gracia, y como complementos sólidos Ariel Sánchez, Aníbal Medina y Jefferson Delgado y Eduardo Blanco, pudiera pensarse que muy pocas opciones de escapatoria tendrían cualquier staff desde la colina de los martirios.

  1. La defensa de uno y otro conjunto, sobre todo la de los campeones defensores que pasó de ser la mejor en etapa regular a la más mala en la postemporada. Muchas carreras sucias y desenlaces en el marcador costaron esas pifias a los yumurinos.
  2. La ausencia de Joel Suárez desde la lomita y el propio Drake para el primer choque de la final,

III Copa del Caribe: A curazao como consuelo y preparación

Para muchos, entre los que me incluyo, la presencia de Cuba en la III Copa del Caribe (17-24 de abril) servirá como bálsamo ante la negativa de invitarnos a la Serie del Caribe.

Eso sumado al hecho de que, producto de la pandemia de Covid-19 y la escasez de escenarios de confrontación y torneos, devendrá el principal modelaje competitivo preparatorio, y quizás el único, de cara al Preolímpico de la Florida, Estados unidos (31 de mayo al 5 de junio).

Ante semejante escenario la preselección de 36 jugadores anunciada por la Comisión Nacional para encarar la lid en Curazao con 24 de ellos, en la cual concurrirán igualmente los doble monarcas defensores de República Dominicana, Puerto Rico, ases de los juegos Panamericanos, Panamá, y los anfitriones en el denominado grupo Élite; y Chile, Perú, Haití e Islas Vírgenes Estadounidenses en el apartado de desarrollo, un nuevo formato competitivo de forma simultánea que se estrenará en dicho evento en esta oportunidad.

De vuelta a la polémica sobresale la ausencia entre los convocados de pesos pesados como Frederich Cepeda, Yordanis Samón, Alexander Ayala, Ersibel Arruebarrena, Yudiel Rodríguez… entre otros, en un listado que conjuga en su mayoría a peloteros jóvenes y talentosos sin ese tamaño aval internacional, y otros de mayor kilometraje al máximo nivel.

De antemano decimos que no será una justa ni por asomo fácil para Cuba, pero la estrategia de probar a figuras de perspectiva inmediata y potencialidades la apruebo, amén de que de cara al preolímpico luego se reduzcan al máximo otras opciones de confrontación.

Sucede que hay que preparar de alguna manera la transición generacional de nuestros elencos beisboleros, y no solo dejar como escenarios exclusivos para estos jugadores que destilan talento, los certámenes en las categorías juvenil (sub-18), o sub-23, como el Mundial de este año en el cual no pocos de los ahora encartados tendrán la oportunidad de medirse y descollar.

Un detalle: tanto para consagrados como para noveles, la oportunidad de crecimiento con su mayor expresión en los torneos, comienza en las concentraciones, una vez que son llamados a una preselección X. el hecho de concentrar la calidad, pulir detalles o errores en los distintos departamentos de juego, y hacerse rodear de saberes con atención personalizada, constituye una experiencia de gran valía, desde mi opinión personal.

Sin más, la preselección:

RECEPTORES (4)

Ivan Prieto González (GRA), Rafael Viñales Álvarez (LTU), Andrys Pérez García (MTZ), Yosvany Alarcón Tardío (LTU).

JUGADORES DE CUADRO (11)

Lisbán Correa Sánchez (HAB), Guillermo José Avilés Difurnó (GRA), César Prieto Echevarría (CFG), Santiago Torres Baena (SCU), Yordan Manduley Escalona (HOL), Luis Vicente Mateo Terry (CFG), Dayan García Ortega (ART), Pavel Quesada Pedroso (CFG), Yadir Orestes Mujica Díaz (MTZ), Andrés Hernández Díaz (HAB), Daniel Pérez Pérez (CFG).

JARDINEROS (7)

Denis Laza Spencer (MAY), Yasniel Gonzalez Stevens (MAY),

Yoelkis Guibert Stevens (SCU), Roel Santos Martínez (GRA),

Raico Santos Almeida (GRA), Geisel Cepeda Lima (SSP), Yadir Drake Domínguez (MTZ).

LANZADORES (14)

Lázaro Esteban Blanco Matos (GRA), Carlos Juan Viera Álvarez (LTU), Yoannis Yera Montalvo (MTZ), Frank Madán Montejo (CMG),

Pablo Luis Guillén Díaz (VCL), Bryan Anthony Chi Montoya (HAB), Carlos Font Mustelier (SCU), Yunior Tur Pozo (SCU), Renner Rivero Estrada (MTZ), Marlon Vega Travieso (MAY), Dariel Fernández Baz (PRI), Frank Abel Álvarez Díaz (PRI), Naykel Yoel Cruz Zaldívar (MTZ), Yankiel Mauris Gutiérrez (SSP).

Preolímpico de las Américas: Timba cerrada y toma uno

Todo prisma y trabajo que se suceda en lo adelante tiene como único propósito regresarnos al lente Olímpico en Tokio. Recordemos que en cinco ediciones precedentes la Mayor de las Antillas atesora tres títulos y dos platas, la última de ellas en Beijing 2008 en aquel choque que perdimos 2-3 ante Sudcorea.

Ciertamente, hemos cedido terreno en el deporte de las bolas y los strikes, a tal punto de que, siendo objetivo, veo muy abrupta nuestra clasificación a la capital nipona.

De cualquier manera, hay el máximo de intenciones de materializarla. Una preselección de 60 jugadores será nuestra bolsa para encarar la lid preolímpica en la Florida, con asiento en los estadios de entrenamientos primaverales de los New York Mets (Clover Park), en Port St. Lucie; y el que comparten los Houston Astros y los Washington Nationals (The Ballpark of the Palm Beaches), en West Palm Beach del 31 de mayo al 5 de junio.

Ocho contendientes en dos llaves pugnarán por un único boleto a Tokio: Cuba aparece en el apartado B, junto a los conjuntos de Venezuela, Canadá y Colombia; a todas luces el menos escabroso.  Mientras, Estados Unidos, República Dominicana, Puerto Rico y Nicaragua, integran el segmento A, por el calibre de los cuatro involucrados el de la muerte.

Las novenas que ocupen los dos primeros puestos en cada segmento pasarán a la Súper Ronda y se enfrentarán a los dos clasificados del grupo contrario arrastrando el resultado obtenido en primera ronda frente a su compañero de grupo clasificado.

El ganador será el que obtenga el mejor balance de ganados y perdidos una vez concluida dicha Súper Ronda, y clasificará a la cita bajo los cinco aros; en tanto los puestos dos y tres tendrán derecho a participar en el clasificatorio final de Taipéi de China (16 al 20 de junio), el cual otorgará un último cupo a las olimpíadas.

Si hacemos un análisis de lo ocurrido en las últimas confrontaciones de selecciones antillanas ante venezolanos, canadienses y colombianos, la preocupación aflora. En dependencia de la composición de esos planteles serían siempre los cafeteros el rival más accesible, entiéndase el juego que se debe ganar al seguro.

Luego una victoria frente a morochos o Canadá nos pondría en excelentes condiciones de avanzar a la súper ronda.

Continuando la radiografía, hallamos que de nuestros rivales directos en la fase preliminar ninguno nos antecede en el ranking de la WBSC, en el cual se compilan los resultados de todas las categorías beisboleras.

En la de mayores, donde aparecemos en el séptimo escaño del escalafón (2 751), liderado precisamente por los nipones (6 167), hemos sufrido reveses recientes ante todos esos elencos, fundamentalmente frente a los canadienses. La pobre ofensiva ha sido el talón de Aquiles de nuestras selecciones desde hace más de un lustro, toda vez que el pitcheo, al decir de la Comisión Nacional se ha comportado por debajo de las dos limpias en los últimos torneos extra fronteras.

Otro indicador en extremo favorable y dado a conocer por las máximas autoridades beisboleras radica en el hecho de poder incluir en la nómina a peloteros contratados en Ligas profesionales de forma autogestionada.

Acá vale la pena hacer una pausa reflexiva, pues en aquellos casos en los que no aparezca reflejado en su claúsula contractual la posibilidad de integrar o unirse a la selección nacional para eventos internacionales oficiales, será bien complicada la presencia de jugadores de calibre. Dayán Viciedo, Ariel Miranda, José Miguel Fernández, Leonys Martín, Odrisamer Despaigne, son algunos de los que saltan a simple vista y que se desempeñan en diferentes circuitos asiáticos (Japón, Sudcorea y Taipei de China), los cuales estarían inmersos en plena temporada.

Para los que militan en Ligas de América, fundamentalmente la mexicana, sería mucho más terrenal poder hacer el equipo Cuba, toda vez que los impedimentos serían menores pues no se entraría en contradicción con sus respectivos calendarios.

Afortunadamente en el caso de los contratados al amparo de la Federación Doméstica, tales contradicciones probables, están saldadas.

De cualquier manera la idea es conformar una armada lo más competitiva posible, capaz de reinsertarnos en la palestra olímpica y de lograrse, una vez allí, reposicionarnos y recuperar el prestigio que nos precedió siempre, bastante deteriorado, por cierto.

 

Cuba tendrá un torneo en extremo difícil en su afán de clasificar a Tokio.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video