Bache en Argentina: Inmovilismo, cuando se puede hacer mucho

En este artículo: 
Bache en Argentina: Inmovilismo, cuando se puede hacer mucho
Fecha de publicación: 
17 Septiembre 2021
0
Imagen: 

No hay sorpresa en la amplia derrota del oficialista Frente para Todos en las recientes elecciones primarias legislativas argentinas, debido a los errores cometidos por el gobierno en la política interna, cuando podían ser rectificados con respaldo popular, sin la necesaria declaración del presidente Alberto Fernández:

“Sabemos que hemos cometido errores… hay una demanda que seguramente no habremos satisfecho adecuadamente en los votantes y a partir de mañana nos vamos a ocupar de prestar atención".

Reconoció que su gestión pudo haber incidido en los resultados de los comicios. “Evidentemente, algo no habremos hecho bien para que la gente no nos acompañe como esperábamos que nos acompañe, y todos los que estamos aquí escuchamos el veredicto de la gente, con respeto y mucha atención”, señaló.

En esa línea, Fernández recalcó que “vamos a trabajar para que, en noviembre, cuando llegue la hora de la elección general, los argentinos y argentinas nos acompañen, porque seguimos convencidos de que estamos frente a dos modelos de país: uno que a todos incluye y otro que a millones deja a un costado”.

Más 34 millones de personas estaban habilitadas para votar en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias en Argentina (PASO) y definir las listas de candidatos que competirán en noviembre para renovar la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado.

Y por primera vez se permitió votar a más de 412 000 venezolanos, de acuerdo a una modificación electoral, cuando anteriormente sólo lo habían hecho 20 000.

Así, el partido de gobierno, que presentó las primarias como un plebiscito de la gestión, sufrió un duro revés en las urnas incluso en distritos que históricamente le son favorables, como las provincias Santa Cruz y Chaco.

Por importancia política y densidad demográfica, el traspié en la provincia de Buenos Aires provoca un impacto especial.

Los resultados anticipan un cambio en la relación de fuerzas del Congreso: de repetirse estos números en las elecciones generales de noviembre, Cristina Kirchner perdería el quórum en el Senado y el oficialismo quedaría obligado a negociar su agenda con la oposición en Diputados.

Queda poco tiempo y mucho que discutir ante la derrota frente a Juntos por el Cambio, la alianza opositora que llevó a Mauricio Macri a la presidencia y al hiperendeudamiento de Argentina con el Fondo Monetario Internacional.

MINUTO A MINUTO

Ahora, minuto a minuto, se discute en todas las instancias el porqué de la derrota oficial.

El referente del Movimiento Evita y funcionario de la Jefatura de Gabinete, Fernando Navarro, reconoció que “el mensaje de las urnas es que la política no estuvo a la altura de semejante crisis”, y pidió “estar a la altura de las circunstancias”.

Hay un mensaje que en su momento dio la vicepresidenta, Cristina Kirchner, cuando cuestionó a los “funcionarios que no funcionan”. "Hay un Gabinete que no funciona. Muchos ministros no hablan entre sí, en situaciones críticas no se hablan", se sumaron dirigentes            cercano a la ex presidente.

Más duro fue el referente Luis D’ Elía, quien recriminó a través de las redes sociales que "el ajuste criminal lo pagamos en las urnas". El intendente Secco reconoció que había “una expectativa diferente a nivel nacional y provincial, y que “ahora hay que trabajar y poner en valor las intendencias que tenemos”.

Por lo pronto, ya varios ministros han presentado su renuncia, algunos de ellos señalados anteriormente por su inmovilismo en los problemas que debían solucionar.

Lo cierto, subrayo, es que las elecciones legislativas serán en noviembre, y el Frente para Todos tendrá que borrar la debacle de las primarias.

Un sector del Kirchnerismo asegura que el fracaso en elección del domingo “fue muy duro” pero que tampoco “es imposible revertir el resultado”. “Todavía no hay un diagnóstico unificado, pero sí es cierto que la respuesta a la situación social fue insuficiente”, reconocen fuentes bonaerenses.  Ante la consulta de que sí es posible cambiar algo en los dos meses que restan para las generales, afirman que lo que se puede lograr “por lo menos es el cambio de ritmo”.

Los cuestionamientos también se sintieron en los sectores sociales cercanos al gobierno. Analizan que la derrota del domingo fue por “los errores de la gestión”, “la situación social y económica", "el crecimiento de la pobreza, el aumento en los precios de los alimentos y el descontrol de la inflación”.

Hay mucho enojo por las crisis políticas generadas por el “Vacunatorio Vip”, y la foto del cumpleaños de la esposa del mandatario en la Quinta de Olivos, sin respetar las medidas de confinamiento, dictadas por el propio Fernández, quien reconoció públicamente este error.

 

 

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video