viernes, 01 agosto 2014, 11:53
Martes, 24 Abril 2012 06:07

La violencia en las escuelas de Estados Unidos

Escrito por  Yuniet Escobar Ortega
Valora este artículo
(10 votos)
Las recientes imágenes, que muestran el maltrato a un joven autista por parte de sus profesores en un plantel de los Estados Unidos, conmovieron a la comunidad internacional la pasada semana. 


Las recientes imágenes, que muestran el maltrato a un joven autista por parte de sus profesores en un plantel de los Estados Unidos, conmovieron a la comunidad internacional la pasada semana. El hecho puso en evidencia una vez más la violencia existente en la mayoría de las escuelas públicas de ese país.

El video fue revelado en el juicio que se sigue contra la escuela y los maestros que agredieron al joven Andre McCollins, en 2002. Se conoció, que el ahora adoslecente, fue torturado con descargas eléctricas porque se había negado a sacarse el abrigo.

Las recientes imágenes, que muestran el maltrato a un joven autista por parte de sus profesores en un plantel de los Estados Unidos.

El perito a cargo de la investigación declaró que durante las dos horas de tortura, a McCollins no le dieron de beber, ni de comer y tampoco atendieron sus necesidades básicas. El joven, que pudo haber muerto, estuvo inválido y en coma por tres días en un hospital del condado tras sufrir un supuesto estrés.

Noticias acerca de asesinatos y actos violentos contra compañeros de aula o profesores en escuelas norteamericanas aparecen con más frecuencia en los medios de comunicación.

En febrero último, cuatro estudiantes de la secundaria Chardon High School, Estado de Ohio, fueron heridos por dos sujetos armados que abrieron fuego en la cafetería.

De igual forma, siete personas murieron y tres resultaron heridas en el reciente tiroteo en la Oikos University, una institución privada en la ciudad de Oakland, California. El agresor, quien se entregó a la policía, resultó ser un joven coreano que estudiaba enfermería. Se supo que había comprado el arma legalmente en una armería del área.

Estos sucesos recuerdan la masacre ocurrida en abril de 2007 en el Instituto Tecnológico de Virginia, donde un alumno desequilibrado mató a balazos a 32 personas.

Algo parecido había sucedido en 1999 cuando Eric Harris y Daylan Klebold, dos estudiantes de la Columbine High School de Denver, Colorado, abrieron fuego y mataron a 12 jóvenes y un profesor antes de suicidarse en la biblioteca. En las semanas posteriores al suceso se conoció que simpatizaban con las ideas neonazis.

Datos alarmantes 

Estados Unidos es líder mundial en violencia en las escuelas. Un estudio federal realizado en 2008 arrojó que casi nueve de cada diez escuelas públicas reportaron al menos un incidente violento, y más de la mitad de ellas tuvieron un mínimo de 20.

Cerca de 1 millón 700 000 niños estuvieron en algún momento bajo amenaza de muerte en el curso académico analizado. Los jóvenes explicaron que a diario enfrentan casos como porte de armas, amenazas de muerte, venta y distribución de drogas y hasta prostitución.

Entre 2008 y 2009 se reportó la muerte de 5740 niños y adolescentes por armas de fuego; paradójicamente la cifra es mayor que la de militares estadounidenses muertos en combate en Iraq y Afganistán (5013).

De igual forma, el número de preescolares asesinados en igual período fue casi el doble que el de policías muertos en el cumplimiento del deber, señaló el Fondo de Defensa de los Niños en un reciente informe titulado: Protejan a los niños, no a las armas de fuego.

El informe destacó que el 87 por ciento de las muertes por arma de fuego en menores de 15 años suceden en ese país. La tasa de homicidios de niños y adoslescentes de 15 a 24 años por arma de fuego fue de 42,7 por ciento mayor que la tasa general de homicidios para ese mismo grupo etario en otros países.

¿Por qué ocurren actos como estos en un país como Estados Unidos? Al parecer las causas pueden ser diversas y van desde el consumo de drogas, creciente sentimientos de ideologías radicales, trastornos psicológicos y la más grave: la libre circulación de armas de fuego.

¿Cómo es posible que un niño de seis años pueda asesinar a una compañera de aula con un arma? El sistema en vez de protegerlos y trabajar en conjunto para buscar leyes que regulen en alguna medida la libre circulación de armamento, incentiva este mercado.

La cultura del arma de fuego

Un serio debate en relación a la tenencia masiva de armas y leyes como la existente en el Estado de Florida, llamada popularmente “dispara primero”, surgió a raíz de la muerte del joven afronorteamericano Trayvon Martin.

Organizaciones de padres exigen que la ley sea revisada y llaman al Congreso de los Estados Unidos a poner fin a la violencia vinculada con las armas. En el país más poderoso del mundo existe la creencia de que las armas de fuego promueven la seguridad.

En noviembre de 2011, los diputados de la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobaron un proyecto de ley sobre reciprocidad del derecho a portar armamento. En caso de que el proyecto se convierta en ley, permitiría que una persona autorizada en un estado a portar arma oculta podría llevarla a otro estado, incluso si fuera en contra de la ley de ese segundo estado.

Kansas, Mississippi y Utah promulgaron en 2011, leyes que permiten a los que portan armas ocultas y cargadas, llevarlas en los predios de escuelas primarias y secundarias.

Lo ideal sería que el Gobierno estimulara proyectos de ley para regular la compra, pero parece que eso será demasiado difícil ante la presión que ejerce la Asociación Nacional del Rifle (NRA, sus siglas en inglés), organización que financia las campañas de numerosos congresistas y senadores.

A pesar de la exigencia de grupos sociales en favor de leyes contra la libre circulación y venta masiva de armas, no se ve ningún cambio en este sentido en un futuro inmediato. Recientemente el candidato republicano Mitt Romney se reunió con los miembros de la NRA y prometió a los asistentes su eterna fidelidad en caso de llegar a la presidencia. Barack Obama tampoco muestra una posición firme en cuanto a oponerse a los designios de la poderosa NRA.

La muerte absurda de niños, jóvenes y profesores en los centros educacionales seguirán ocupando las primeras planas de los diarios norteamericanos y del mundo. Al parecer al sistema le conviene la paranoia colectiva sobre este tema, mientras continúa con sus planes de invasión a otros lugares del mundo.

Sería conveniente investigar qué influencia tiene el accionar del Gobierno norteamericano en el comportamiento violento de su sociedad, y no achacar gran parte de la culpa a los videojuegos y los medios de comunicación.

Visto 5792 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar