miércoles, 01 octubre 2014, 12:14
Martes, 06 Marzo 2012 13:16

Rudy: el descubrimiento de Vargas

Escrito por  Lemay Padrón Oliveros
Valora este artículo
(7 votos)
El capitalino Rudy Reyes es uno de los peloteros más vilipendiados de Cuba. No es porque no tenga calidad como para brillar, sino porque su presencia ha implicado la ausencia de otros peloteros.

El capitalino Rudy Reyes es uno de los peloteros más vilipendiados de Cuba. No es porque no tenga calidad como para brillar en esta pelota, sino, creo yo, porque en la confección de los últimos equipos nacionales su presencia ha implicado la ausencia de otros peloteros con mejores rendimientos.

Para todos los seguidores de Industriales se trata sin dudas de uno de los peloteros más queridos, porque se entrega sin reservas en cada juego, y siempre luce dispuesto a desempeñarse en cualquier posición.

Madero en ristre no es segundo de nadie, ni en temporada regular ni en play offs, porque es de esos que no se destiñen.
Pero lo que nadie imaginó es que resultaría cuarto y quinto bate de Industriales, en una nómina donde detrás de Alexander Malleta lucían más adecuados Yoandry Urgellés, Lisbán Correa, Serguei Pérez y hasta los suplentes Yasmany Tomás y Jockel Gil.

Coyunturas del béisbol, entre ellas lesiones de Urgellés y Serguei, hicieron al mentor Lázaro Vargas poner al hijo de Pedro Orlando Reyes en ese orden al bate, y mejor no le ha podido ir.

Entre el quinto turno asumido en la subserie contra Villa Clara y el cuarto en la recién concluida ante Holguín, Rudy lleva de 24-9, para .375, con seis anotadas y cinco empujadas en esos seis juegos, entre los cuales se incluye la lechada sufrida frente a los naranjas, en la cual se fue en blanco en cuatro turnos. Así y todo va cuarto entre todos los bateadores de la Serie, con .370.

Se dice que ya está a punto de regresar a la alineación Serguei, y eso devolverá seguramente a Malleta al cuarto lugar. Entonces Vargas tendría la disyuntiva de poner a Rudy como tercero o como quinto. Interesante encrucijada.

Salvando las distancias, me hace recordar aquella Serie Selectiva donde a Servio Borges se le ocurrió poner a Javier Méndez como cuarto bate, y el jardinero central brilló en ese turno, hasta convertirse en una de las claves de la coronación de Ciudad de La Habana en ese torneo.

Lo de Rudy todos sabemos (o esperamos por el bien de Industriales y porque no se trata precisamente de un slugger, como demuestra que como extrabases en estos últimos días solamente lleva dos dobletes) que durará poco, pero óigame, si sigue así yo lo dejaría eternamente.

Visto 2753 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar