La Habana en primera fase: Ni apreta’ítos ni relaja’os

Solapas principales

La Habana en primera fase: Ni apreta’ítos ni relaja’os
Fecha de publicación: 
4 Julio 2020
1
Imagen principal: 

Foto: Vladimir Molina

Ayer los habaneros vivimos un primer día diferente a los transcurridos desde el 11 de marzo, cuando se detectó la presencia del nuevo coronavirus en Cuba.

La capital del país fue la última de las provincias que entró a la etapa recuperativa, tal y como se había previsto. Aún cuando no existieran gráficos y rigurosas estimaciones matemáticas, era lógico que así sucediera dadas las características que distinguen a La Habana con su alta densidad poblacional, incluyendo la población flotante, así como su dinámica citadina.

Como era esperado, nadie se desanimó, y con el mismo compromiso y responsabilidad se siguió -y se seguirá- trabajando hasta llegar a la que han llamado hora cero. En realidad, al vernos de últimos fue cuando más ímpetu se imprimió al cumplimiento de cada indicación, ocupando un lugar decisivo el actuar del Consejo de Defensa Provincial.

Ayer, por fin, La Habana comenzó a transitar por la primera fase de la recuperación pos COVID-19, según decidió el grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus, que a diario encabezan el Presidente de la República y el Primer Ministro.

Aunque llevando nasobuco –como debe y deberá ser- se pudo ver a más personas en las calles, y, entre las cuestiones más significativas, volvió a funcionar el trasporte público.

 


Foto: Oscar Álvarez

Eso sí, cumpliendo con rigor las indicaciones al respecto. En las 311 paradas de ómnibus de mayor concentración, pudo verse inspectores y también jóvenes identificados por un pulóver azul que ayudaban al orden y la disciplina. Conforman el destacamento “Jóvenes por la vida”,  el cual, organizado por la UJC,  incluye a 350 integrantes, quienes se incorporaron a la dinámica capitalina a partir de ayer.

Se limita al 50% la cantidad de personas de pie, según informara la viceministra primera de Transporte, Marta Oramas Rivero, ante el Consejo de Defensa Provincial, y no falta el hipoclorito en las manos para todo el que sube a la guagua.

De nuevo se vio circulando a las amarillas “gacelas” (GAZelles) por las rutas acostumbradas, y también a taxis ruteros. No pocos de los que ayer usaban estos transportes lo hacían para reencontrarse con familiares, así lo constató Cubasí, en un diálogo colectivo a la espera del ómnibus.

En la capital la actividad laboral no se ha detenido, y en esta primera fase es indicación continuar fomentando el trabajo a distancia en las actividades que lo justifiquen y existan condiciones para ello.

En el sector de la Salud, uno de los que más fuerte ha trabajado en estos meses, y que con más razones ha recibido el diario aplauso de todos, los hospitales, a partir de ayer, restablecieron sus consultas, pero al 50%, como igual hicieron los servicios estomatológicos.

También en el Comercio empezaron a apreciarse variaciones con la paulatina apertura de tiendas de barrio que estaban cerradas; de acuerdo con lo explicado por directivos de las cadenas CIMEX y TRD, regresarán a brindar servicio de manera progresiva un 50 % de las mismas.

 


Coppelia también abrió sus puertas.Foto: Ariel Ley

Los trabajadores por cuenta propia también se reaniman y ya pudieron verse algunos de sus establecimientos recibiendo público, mientras que en otros, se ocupaban del reacomodo y limpieza para próximas reaperturas. De hecho, a partir de ayer se habilitaron de oficio todas las licencias.

De cara al verano, abrieron ya todos los grandes parques habaneros: entre otros, el Parque Lenin, el Jardín Botánico, la Isla del Coco, el Parque Forestal, el Zoológico Nacional y también el de 26, este último incluso con la novedad de un recién nacido antílope negro, que se suma a los más de 940 ejemplares de 99 especies que allí exhiben.

Claro, las condiciones en esos espacios son ahora diferentes, funcionarán entre el 30 y 50% de su capacidad total y han organizado el acceso de los visitantes para evitar aglomeraciones, entre otras disposiciones que garantizan un buen disfrute sin peligros de contagio.

También las playas recibieron a los primeros bañistas, lo mismo las “playitas” de diente’perro que las de arena al este de la ciudad. Y mientras unos optaban por ir a reencontrarse con el antológico muro del Malecón, otros decidieron hacer fila, guardando la debida distancia, ante agencias de viajes y burós de turismo donde ya se venden reservaciones para el turismo nacional.

 


Foto: Ernesto Mastrascusa/EFE

En tanto el resto de las provincias –excepto Matanzas-  transitan ya por la segunda fase, las palabras de orden de los habaneros han de ser ahora mucho cuidado, exigencia, moderación, disciplina, responsabilidad personal…

Ni incumplir una sola de las medidas dictadas para esta primera fase, ni adelantar alguna de la segunda, exhortó Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial.
Así deberá ser, porque minimizar los riesgos es maximizar la salud, la felicidad de todos.
 

Comentarios

Todo bien
Perez

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video