La casi imposible remontada del Madrid

Solapas principales

La casi imposible remontada del Madrid
Fecha de publicación: 
7 Agosto 2020
1
Imagen principal: 

Mientras Zidane ha querido alejar a Bale y James del grupo, al que sí ha querido tener cerca es a Sergio Ramos. El capitán no podrá jugar ante el City por sanción, pero el técnico celebra tenerlo cerca en su condición de líder del equipo.

Cuando debió celebrarse el encuentro de vuelta entre el Real Madrid español y el Manchester City inglés, nadie daba un centavo por los merengues.

A pesar de no haber jugado mal ese encuentro, cometieron errores graves y los pagaron, pero en sentido general su imagen de juego no era nada esperanzadora.

Sin embargo, tras la vuelta del confinamiento el equipo fue una piña y protagonizó un cierre espectacular, que hizo borrar la desventaja de dos puntos que tenían por el trono de la Liga gracias a una actuación casi perfecta, con apenas un empate en la última jornada, ya con el título en el bolsillo.

Todo eso hizo renacer la esperanza en la capital española, y este viernes se verá si es solamente humo, o de verdad este grupo todavía está para grandes cosas esta temporada. Llegan al encuentro con el título de Liga, y eso debe ser un toque de tranquilidad y no de relajamiento. Recordar que la mejor final de Champions jugada por el plantel blanco fue la de 2017, cuando llegaron ya como campeones de España.

Sin embargo, el optimismo se ve frenado por la ausencia de dos jugadores: Sergio Ramos y Gareth Bale. Ramos no puede jugar por acumulación de tarjetas, y todo el mundo sabe el peso enorme que tiene en la plantilla. Viajará y estará dando ánimo a sus compañeros en todas partes, menos donde más se necesita: sobre el campo.

Además del golpe anímico está el puramente deportivo, y es que la diferencia entre él y Militao es abismal.

En cuando a Bale, la relación con el técnico Zinedine Zidane está rota hace tiempo, y esto impide que los madridistas disfruten de uno de los mejores futbolistas del mundo cuando está bien físicamente y enchufado. Zizou no quiso correr el riesgo de que de pronto Bale firmara una noche histórica y lo dejara mal parado, y por eso no lo llevó a Manchester. Evidentemente esto no es lo más conveniente para el plantel, pero ya se sabe que los técnicos mueren con su librito, y Zidane no es la excepción.

Por su parte, el City dio guerra hasta donde pudo en la Liga inglesa, pese al dominio demoledor del Liverpool, y pese a no tener nada en juego regaló varios partidos muy buenos. Esa profusión de goles, que no mostró el Madrid ni siquiera en sus mejores momentos de esta campaña, son la mayor garantía para cerrar la eliminatoria.

Pese a no poder contar con el favor de su público, los Citizens lo tienen todo para avanzar, pues lo único preocupante en los últimos meses fue su derrota contra el Arsenal en la final de Copa, que sus seguidores esperan haya sido solamente consecuencia de una mala noche.

La suerte está echada, y al Madrid solamente lo puede salvar otra de sus Noches Mágicas.

 

Comentarios

Pero puede volver otra de sus Noches Mágicas,........precisamente por eso,.......porque Zidane y los hombres que le quedan,.........tienen todos el sello REAL MADRID.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video