Estudiantes de Medicina en Cuba ante la Covid-19: «Todos tenemos dentro un poco de miedo»

Solapas principales

Estudiantes de Medicina en Cuba ante la Covid-19: «Todos tenemos dentro un poco de miedo»
Fecha de publicación: 
1 Junio 2020
1
Imagen principal: 

Cortesía del entrevistado. Fabián, con traje reglamentario, durante sus faenas en el hospital Salvador Allende del municipio Cerro, en la capital

Desde que comenzó la contingencia del coronavirus en Cuba, Fabián Rojas ha estado vinculado a los esfuerzos de la nación por erradicar o mitigar los efectos de la pandemia. Es estudiante de quinto año de Medicina, en La Habana. La mayor parte del tiempo ha participado en las pesquisas organizadas desde el policlínico de su comunidad. En estos momentos se acercó más a la línea de fuego: trabaja directamente entre pacientes sospechosos y positivos al SARS-CoV-2 en el hospital Salvador Allende.

¿Cómo fue el recibimiento?

Muy bueno. Uno de los jefes (el vicedirector docente, uno de los profesores encargados) nos recibió en el teatro. Nos hablaron e informaron hacia qué pabellón iríamos cada uno. Nos separaron en dúos y nos mandaron para nuestros pabellones, las salas donde prestamos asistencia.

¿Cómo es su trabajo? ¿Qué actividades han desempeñado en estos días?

Estamos trabajando -dos estudiantes de quinto año, dos enfermeras y dos doctoras- con pacientes sospechosos. Recibimos a los que vienen de cuerpo de guardia u otro hospital. En la sala les realizamos exámenes físicos, todo tipo de apoyo que ellos necesiten… 

medicina_1.jpg

Iniciamos también un tratamiento según los protocolos vigentes e indicamos rayos X, a los pacientes que necesiten, o PCR, a todos, por supuesto. A las 24 horas, cuando llega el resultado del PCR, se determina qué conducta seguir, en caso de que sea negativo o positivo.

¿Cómo fue tu experiencia ante el primer caso positivo que atendiste?

La paciente que dio positivo había sido contacto de uno de los casos de La Época -la tienda-. Había llegado aquí el día anterior refiriendo malestar general y fiebre, con 37, 5 grados. Se había mantenido esperando más de 24 horas en sala, entre que llegó, que se le hizo el PCR y que llegaron los resultados. Tuvo tres diarreas, no volvió a tener fiebre, pero se mantenía con malestar general. 

Al referirnos que era contacto de un positivo del evento de La Época, sospechamos que quizás su test fuera positivo. Nos llamaron a las 11:00 p.m. del puesto de mando. Se nos dijo que teníamos una paciente positiva y se nos dio nombre y cama. Ya lo sospechábamos, por la clínica que había tenido y por el antecedente. 

Enseguida tomamos las medidas. Nos vestimos con los elementos de protección que tenemos en la sala y fuimos a hablarle. La reacción de la paciente fue comprensible. Se puso triste, comenzó a llorar. 

Creo que también sospechaba que podía serlo. Cuando nos vio ahí, dándole la noticia, fue un poco duro para ella. Tratamos, junto con la enfermera, de conversar, de calmarla, de que entendiera que estaría en buenas manos, con médicos que llevan meses en esta situación, tratando pacientes positivos. Se contaba con todos los medicamentos necesarios. No era bueno para su salud que llegara a la sala a donde iba remitida en ese estado, un poco descompensada.  Se puede superar el virus con ayuda de los profesionales y la medicina.

¿Tuvieron temor, sintieron miedo en ese momento?

Nosotros tenemos que transmitirle a ella seguridad. Tenemos que estar tranquilos…, que ella sienta que nosotros tenemos confianza en que todo va a salir bien. No podemos ponernos nerviosos. De nuestra reacción se pueden deducir muchas cosas. Desde el primer momento tratamos de transmitirle confianza y que estamos para ayudarla.

Es inevitable, a veces, sentir un poco de temor. Pero contamos con medios de protección necesarios para esta pandemia desde que llegamos. Mantenemos la distancia cuando terminamos de ver a los pacientes. Higienizamos los elementos para medir presión y auscultar. Uno más bien siente temor por la paciente. A veces son de edad avanzada; a veces, tienen otras enfermedades que pueden agravar el curso de la Covid-19. Se siente más temor por ellos que por nosotros mismos. 

estudiante2.jpg
Cortesía del entrevistado. Fabián (tercero de izquierda a derecha) con un grupo de estudiantes de quinto año de Medicina al arribar al centro hospitalario donde atienden pacientes sospechosos y positivos al nuevo coronavirus

¿Qué pasa? Ese temor que a veces todos tenemos, podemos decir, es beneficioso. Nos ayuda a protegernos más cuando tienes un paciente positivo delante de ti. Ese miedo que tienes adentro te hace cuidarte aún más por la salud tuya y por la del resto del personal que está contigo. Creo que sí: todos tenemos dentro un poco de miedo. Nos hace cuidarnos más y hacer el trabajo mejor.

Comentarios

Por que razón insisten en no poner el nombre correctamente del entrevistado??? El sábado faltaba el segundo apellido y hoy falta el primer nombre y el segundo apellido nuevamente, es mi primo Pablo Fabian Rojas Argüelles, exelente estudiante y gran ser humano que esta aportando su granito de arena junto a sus compañeros en el enfrentamiento a este terrible virus que nos azota. Que vivan los médicos!!!

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

  • Reanudación del transporte público en la capital, con motivo del inicio de la primera fase de la etapa de recuperación pos-COVID-19, en La Habana, Cuba, el 3 de julio de 2020. Foto tomada de Facebook

Infografía

Video