Cuba, entre alertas y buenas noticias

Solapas principales

Cuba, entre alertas y buenas noticias
Fecha de publicación: 
19 Mayo 2020
2
Imagen principal: 

Cuba amaneció este martes con la buena noticia del sexto día consecutivo sin lamentar fallecimientos a causa de la COVID-19, enfermedad que en el mundo ha cobrado la vida a más de 315 mil personas, 79 de ellas en la Mayor de las Antillas. A ello se sumó la ratificación de la tendencia a la baja en los casos confirmados diariamente, con solo seis esta vez.

De esos temas se volvió a debatir en la reunión del grupo temporal del trabajo para la prevención y el control del nuevo coronavirus, encabezada por el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, en la cual siempre al final de la tarde se analiza la situación del país y de determinadas provincias.

En esta oportunidad, el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, apuntó que la cifra de personas ingresadas en Cuba para la atención y vigilancia de la COVID-19 ha continuado disminuyendo hasta llegar a 3  mil 281 personas.

Del total de pacientes confirmados con la enfermedad, hoy están hospitalizados 268, que representan el 14,2% de los mil 887 reportados desde que comenzó la epidemia en la Isla. El 97 % de los enfermos tienen una evolución clínica estable.

Portal Miranda se refirió a la tasa de incidencia de casos positivos de COVID-19 por cada 100 mil habitantes, que en los últimos quince días ha mantenido a la provincia de Matanzas, La Habana y Villa Clara en los tres primeros lugares, lo cual da cuenta del curso que ha ido tomando la epidemia.

La pesquisa activa, núcleo duro del enfrentamiento en Cuba, se mantiene en una cifra estable que supera las 4 millones 295 mil personas, de ellas un millón 580 mil son adultos mayores.

En cambio, la autopesquisa a través de la aplicación informática tiende a usarse menos y este martes se contabilizaban mil 439 personas que habían utilizado esa vía. Ante esa disminución, el titular de Salud Pública consideró que debían hacerse más acciones comunicativas para dar a conocer esta herramienta.

Acerca de los eventos abiertos de transmisión local, puntualizó que la cifra se mantiene en 14 —ubicados en siete provincias— luego de haberse cerrado 30. En la última jornada solo se había confirmado un caso nuevo en el evento de Centro Habana.

Sobre el trabajo de las 26 brigadas de la Henry Reeve que están enfrentando a la pandemia en 24 naciones del mundo, se supo que hasta la fecha han atendido a 26 mil 080 pacientes y han salvado la vida de 976 personas.

En este encuentro, las autoridades de La Habana informaron sobre la situación epidemiológica de la capital, donde se han confirmado 900 casos desde el inicio de la epidemia, solo dos en el último día. Acerca del estudio poblacional a través de las pruebas PCR que comenzó recientemente en varios municipios, el gobernador Reinaldo García Zapata dijo que se habían realizado 944, de ellas 674 habían sido negativas y se esperaba el resto de los resultados.

En La Habana permanecen ingresadas 416 personas, entre confirmados y sospechosos. El índice de ocupación hospitalaria está al 29% y el de cuidados intensivos en un 8%, lo cual denota que no existe presión sobre su sistema de Salud.

Al respecto de la situación de Matanzas, explicó su gobernador, Mario Sabines Lorenzo, que la cifra de casos es de 176, en 12 de los 13 municipios de la provincia. Solo la Ciénaga de Zapata se mantiene hasta el momento sin confirmar enfermos.

Del caso específico del evento de transmisión en el hospital provincial "Comandante Faustino Pérez", subrayó que ha arrojado 46 casos, entre pacientes, trabajadores y familiares. En la institución se han hecho 1 013 pruebas PCR y 963 han tenido resultados negativos, las demás aun están pendientes.

Explicó que las vulnerabilidades detectadas en la institución están siendo corregidas y buena parte de sus locales han sido desinfectados y certificados. Además se mejora el flujo de los pacientes en el Cuerpo de Guardia para evitar contagios. Hoy el hospital se encuentra en un 40% de ocupación.

También mediante videoconferencia, las autoridades de Ciego de Ávila actualizaron sobre la situación del territorio que tiene 93 casos confirmados. El gobernador Tomás Martín Venegas reiteró que los municipios más complicados han sido Ciego de Ávila, Venezuela, Florencia y Morón. En este último, sigue abierto el evento de transmisión local de Turiguanó, donde se mantiene la medida de cuarentena.

En los últimos seis días Ciego de Ávila no ha confirmado nuevos casos, comentó Martín Venegas, y se mantienen todas las medidas indicadas para no retroceder en el enfrentamiento.

En el intercambio con los gobernadores, el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, planteó varias de las opiniones recogidas entre la población de esos territorios específicos, así como algunos delitos detectados en las tres provincias, ante lo cual instó a continuar el enfrentamiento a las ilegalidades, en medio de la sensible situación que hoy vive Cuba.  

 

Comentarios

Ante todo quisiera reconocer y agradecer el esfuerzo y trabajo diario que a nivel Nacional realizan nuestro Presidente, Ministros y otro personal, para buscar soluciones a todos los problemas que han surgido y se han agudizado ante la difícil situación por la que atraviesa la humanidad actualmente y por supuesto nuestro país, al que le resulta mucho más complicado aun resolverlos por todas las razones bien conocidas por todos. Me dirijo a Ud. porque es un excelente periodista, me gusta escuchar cada uno de sus reportajes y comentarios y ya en varias ocasiones ha hablado del tema sobre el cual le expongo a continuación y más que inconformidad, el sentimiento que me embarga ante cosas que suceden en el municipio donde resido, es dolor. Soy trabajadora del Sector de la Salud desde hace 30 años en este municipio de la Provincia Artemisa, incorporada en estos momentos al pesquisaje activo en la comunidad perteneciente a uno de sus Consultorios Médicos de la Familia (CMF). He visto la mayoría de las Mesas Redondas, Programas Hacemos Cuba, Noticieros de la TV Cubana y otros tipos de programas informativos que se han ido transmitiendo desde que se diagnosticaron los primeros casos de pacientes con COVID-19, con el principal objetivo de mantenerme informada para poder cooperar con todo lo que ha pedido nuestro Gobierno a la población con el fin de mantener la situación más favorable desde el punto de vista epidemiológico, teniendo el menor número de enfermos y por supuesto de fallecidos en nuestro país, así como volver a la normalidad lo más pronto posible. He escuchado en numerosas ocasiones las medidas que se han sugerido y tomado en otras provincias y municipios para priorizar la atención al personal de salud, fundamentalmente a los que estamos trabajando directamente frente a esta pandemia, pues laboramos de domingo a domingo y en nuestro caso en particular debemos salir a la comunidad para identificar personas que hayan sido contactos de pacientes confirmados, sospechosas o con cualquier enfermedad respiratoria, debiendo dirigirnos al CMF correspondiente para entregar la información recogida al médico o la enfermera, quienes se encargan de su posterior tramitación hacia el Policlínico del territorio; por lo que como es de imaginarse no podemos amanecer a las 5 o 6 de la mañana marcando en una cola para poder adquirir los productos, que como el resto de la población, necesitamos en nuestros hogares. Por otro lado, cuando terminamos de hacer nuestro trabajo y llegamos a los centros comerciales, ya las colas son de varias cuadras, repartieron los tickets o se agotaron los productos más importantes. En mi municipio inicialmente, el personal de salud a medida que iba llegando a los establecimientos, se iba intercalando entre el personal que estaba en la cola, parecido a lo que se hace con el plan jaba. Posteriormente, a partir del mes de abril, las autoridades locales y la Dirección de Salud decidieron llevar “algunos productos” para el Policlínico y allí distribuirlos entre los trabajadores, según un listado previamente elaborado y bajo el control de los compañeros del Sindicato. Sucede que las veces que han llevado productos no ha sido en las cantidades suficientes para que todos los trabajadores del sector que se encuentran trabajando puedan adquirirlos, pues como es lógico nuestra plantilla es numerosa. En estos momentos hay trabajadores que todavía no han podido comprar un paquetico de pollo. En una ocasión llevaron unos sobres de detergente de 3 kg y en otra unos pocos pomos de shampoo, que no alcanzó tampoco ni para la mitad de los trabajadores. Según tuve conocimiento se le dio shampoo a quien no había podido coger detergente. Quizás se pueda fregar con shampoo, pero ¿será saludable lavarse la cabeza con detergente? Solamente una vez llevaron un “módulo” compuesto por 1 lt de aceite, 2 paquetes de detergente, 4 jabones de baño y un paquete de chícharos verdes, en que la mayoría pudo adquirirlo, pero no obstante algunos trabajadores no alcanzaron. En el día de ayer se entregó entonces un “módulo” a los trabajadores de las Farmacias y estudiantes de medicina que están pesquisando, consistente en 1 lt de aceite, un paquete de detergente y un tubo de picadillo. Ayer vendieron en varios lugares perros calientes y hoy estaban vendiendo, entre otras cosas, gel de baño, pasta dental y aceite. Quisiera que alguien fuera al Policlínico a verificar si se nos llevó algunos de estos productos para vendérnoslo. Como consecuencia de esta decisión, la población del municipio y los compañeros encargados de organizar las colas fueron informados por parte del Gobierno que no había por qué dar prioridad a los trabajadores de salud; pues al Policlínico se nos estaba llevando “de todo”, y hemos recibido acciones de desagrado y malas contestas por parte de algunas personas que se molestan cuando llegamos y preguntamos si nos permiten pasar. En definitiva se nos niega esa oportunidad y si necesitamos comprar cualquier otro producto que se esté comercializando (papel sanitario, picadillo, puré de tomate, espaguetis, fideos, sazones, etc.) del mismo modo que lo necesita el resto de las familias Güireñas, no nos queda otra opción que marcar y hacer la cola y comprar pasadas 1…2…3 horas o simplemente no poder adquirir el producto porque se agote. El día 29 de abril me encontraba haciendo la cola para el pollo en una de las tiendas, pero como estaba con la bata puesta porque había ido para allá después de haber terminado mi pesquisaje, una señora que estaba detrás de los que éramos los últimos con tickets comenzó a manifestar su molestia e inconformidad porque no entendía por qué si a los trabajadores de salud nos estaban llevando de todo para el policlínico, yo tenía que estar allí haciendo cola para coger pollo “de nuevo”. Confieso que no pude contener mi indignación por la falta de respeto, de consideración y el desagradecimiento por parte de algunas personas y tuve que contestarle. Yo, que no había podido comprar aun mi paquetico de pollo por Salud Pública, estaba en aquella cola para comprar un paquetico de pollo para mi madre que tiene 80 años, es hipertensa y tiene trastornos psiquiátricos, y mi padre, que con 82 años, padece de hipertensión también y enfermedad de Alzheimer. Sigo en otro
lauraseco@infomed.sld.cu
Me parece que a muchas personas se les está olvidando con demasiada frecuencia que nosotros también somos seres humanos, con familias, necesidades y problemas como el resto de la población, y no somos precisamente de los que tenemos tiempo para estar de cola en cola, ni suficiente dinero para comprar y comprar y después lucrar. En absoluto creo que seamos los trabajadores de la salud mejores que los de otros sectores que también se encuentran laborando en medio de esta situación para tratar de mantener y recuperar nuestra economía y poder, como en otras situaciones difíciles, salir adelante. Ni que tengamos que ser merecedores de tantos “honores” porque, desde el momento en que elegimos la profesión que desempeñaremos una vez graduados, estamos conscientes del papel que nos toca jugar y el paso al frente que debemos dar cuando de devolver la salud a un individuo se trate, lo mismo sea en Cuba como en cualquier otro lugar del mundo; como muy bien lo han demostrado todos los que han llevado amor, humanidad y solidaridad a otros confines, dentro de los cuales me incluyo pues cumplí misión internacionalista en la hermana República Bolivariana de Venezuela. Pero sí creo que en este municipio debe cambiarse la forma en que se está organizando la venta de productos en las tiendas. En el municipio Artemisa, por ejemplo, los trabajadores de salud con su correspondiente identificación (carnet de profesional o solapín) y una carta emitida por su centro de trabajo donde haga constar que está activo en estos momentos, pueden llegar a cualquier establecimiento, hacen una colita a parte del resto de la población y van siendo intercalados. La venta del pollo también está organizada y distribuida entre varios de los establecimientos del territorio, por lo que cuando se les avisa se dirigen allí y tienen garantizado el producto. Finalmente en Güira nos han negado la posibilidad de entrar a comprar a los trabajadores de salud, sin embargo, en las colas que se hacen desde el día anterior, se ven las mismas caras todos los días, que marcan varias veces y para 4…5…6… personas, venden los tickets a $50.00 pesos o después revenden las mercancías a precios exuberantes; y eso nadie lo ve. He escuchado que hay quien pide $100.00 y hasta más por un tubo de pasta dental denti-fresh, que normalmente cuesta $8.00, 8.00 CUC por el que en la tienda cuesta 1.40 CUC, $40.00 por un paquete de perros calientes y muchos más ejemplos de otros que ahora ni me acuerdo. La forma en que se están comercializando los productos en mi municipio para nada contribuye a mantener el aislamiento social, acercar los productos lo más que se pueda a la comunidad y evitar que en las colas las personas se aglomeren y acaben discutiendo, quitándose hasta los nasobucos. Hay muchas otras cosas que me cuestiono sobre los métodos y estilos de trabajo ante esta compleja situación en mi terruño, como es el caso del tratamiento y atención a aquellas personas que hoy tuvieron que acogerse a las leyes y se encuentran inactivas, que son mayores de 60 años, padecen enfermedades crónicas que pueden conllevar a que sufran graves complicaciones que puedan poner en peligro sus vidas en caso de que se contagiaran, son embarazadas o tienen niños pequeños…que son las mismas razones por las cuales deben permanecer en sus casas y no estar de cola en cola. ¿Tendrán todos a alguien que les lleve hasta sus casas pollo, picadillo, aceite y todos esos productos necesarios que se venden en CUC? Yo, que también soy profesora de la Facultad de Ciencias Médicas de Artemisa y me esfuerzo cada día por formar en mis estudiantes los valores que tanto necesitan nuestra sociedad y nuestros tiempos e inculcarles amor y entrega incondicional por la profesión que han de desarrollar después de graduados, muchas veces he sentido que si retrocediera en el tiempo mi elección fuera otra. Quisiera que me disculpara por esta misiva tan extensa, que le debe haber robado parte del tan poco tiempo que tenga “libre” o para dedicar a leer todos los planteamientos que a Ud. vayan dirigidos. Todo esto que le he expuesto ya lo he manifestado en varias ocasiones en el local de Atención a la Población del CAM. Incluso a la compañera del Sindicato del Policlínico y la Vicedirectora de Asistencia Médica. A pesar de todo me siento orgullosa de mi país y de pertenecer a este “ejército de batas blancas”. Mi esposo y yo aplaudimos todas las noches a las 9.00 pm por el resto de mis colegas, por todos aquellos que sí están combatiendo en la primera línea de defensa, exponiendo sus vidas y dejando de ver a sus seres queridos por semanas y hasta meses, sin apenas poder descansar o dormir cuidando a los enfermos, salvando a los más graves, creando medicamentos y vacunas, garantizando todo lo necesario para la alimentación, higiene y todo tipo de recurso en cada una de las instituciones creadas para el ingreso de enfermos, sospechosos y contactos. Así como por todos los que de la forma más modesta están contribuyendo a librar esta batalla, aun sin ser trabajadores de la salud. A todos ellos nuestra gratitud y respeto. Gracias por atender mi planteamiento, afectuosamente: Dra Daney Marianne Seco Alonso
lauraseco@infomed.sld.cu

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

  • Reanudación del transporte público en la capital, con motivo del inicio de la primera fase de la etapa de recuperación pos-COVID-19, en La Habana, Cuba, el 3 de julio de 2020. Foto tomada de Facebook

Infografía

Video