Al ritmo de Francis del Río, como Maceo… y como Mariana

Solapas principales

Al ritmo de Francis del Río, como Maceo… y como Mariana
Fecha de publicación: 
31 Julio 2020
1
Imagen principal: 

Así me encontraron las doce de la noche este 25 de julio: escuchando un tema de Francis del Rio dedicado al General Antonio Maceo, ese cuyo nombre viene enseguida a la lengua de los cubanos, cuando queremos medir el tamaño del coraje de alguien.

La víspera del Día de la Rebeldía Nacional, este inquieto músico cubano compartió en su muro de Facebook una directa, tanto en el sentido de la transmisión en vivo, como también muy directa al pecho de los que ya no respetan ni siquiera el talento, menos el valor de los Maceo que, les advirtió, pueden vivir en cualquier artista cubano.

Yo compartí, por supuesto, pero agregué que también como Mariana,  y un par de días más tarde, cuando conversé con Francis a través de Whatsapp, confirmé que en ese homenaje tan cubano estuvimos incluidas las mujeres desde el principio, pues el disco Vanidad de vanidades, producido por el sello Colibrí y donde está incluido este tema, hubo mucha influencia de Jessica Rodríguez, una mujer que para entonces compartió la creación con Francis del Río.

Parte de la emoción del tema dedicado a Maceo tiene que ver con el magistral solo de guitarra de Yunior Alfonso, me comenta Francis, pero yo siento que en gran medida se debe a que surgió de la más duradera y profunda historia de amor de su vida: la de Francis del Río con Cuba. Qué más puedo pensar si este hombre, que no tiene pelos en la lengua, se queda sin palabras cuando le pregunto qué significa esta isla para él: “imagínate, todas las cosas bonitas que pueda decirte serían pocas, lo que te diga sería injusto, porque no cabe en palabras lo que Cuba significa para mí”.

Esa es la parte de la conversación en que dices: mil gracias, te aviso cuando publique. Y cuelgas el teléfono pensando qué clase de loco tan cuerdo acabas de entrevistar. Porque es que, antes de llegar a ese minuto de la despedida, ya Francis te hizo salir a la calle (para oírte mejor), porque la cobertura en Jaruco sí está buena, así que obviamente eres tú la que debes moverte y también te habló del motivo por el que retomó, precisamente ahora su canción a Maceo:

“Porque realmente veo Internet, tengo acceso a ver todo lo bueno y todo lo malo, voy sacando mis conclusiones y estoy viendo en las redes sociales la campaña mediática que hay contra mi país, contra Cuba.”

Todos tenemos un Maceo adentro, me dice Francis y eso significa que nadie debe menospreciar la valentía de los cubanos, quienes tenemos a Antonio Maceo como ejemplo a seguir.

Su canción a Maceo no fue por encargo de nadie, me aclara Francis, le nació hacerla: “siento mucha identificación no solo con Maceo, sino con muchas personas que han sido muy valientes a lo largo de todo el proceso revolucionario desde los mambises, de toda la historia de Cuba”.  

Y le nació así, con ese ritmo y esa sandunga que nunca lo abandona: “claro, está hecha desde la base de la fusión que hago yo siempre en mi música, sin dejar de ser alegre, con la sonoridad del siglo XXI, sin dejar de ser sincero con mi naturaleza y mi modo de pensar y de sentir.”

Me encanta eso, me encanta que al respeto no le falte la alegría y que le deje claro al mundo que a ritmo de timba también se puede cargar al machete.

El Ministerio de Cultura de Cuba asumirá próximamente la producción de un video clip para este tema. Francis lo considera una canción muy seria y yo estoy de acuerdo en que lo es, como también comparto la idea de que “el hecho de llevarla a esos ritmos hace que el mensaje le llegue a todos los cubanos de otra manera, hace que muchas personas se identifiquen más con ella. Soy muy sincero en primera con mi corazón, pero luego teniendo conciencia de lo que mueve realmente a los cubanos”.

Cuando Francis del Río dice en las redes sociales que en Jaruco tiene el paraíso, no está jugando. Tampoco cuando asegura “mejor andar con Edith Massola que andar mal acompañado”, otro de los temas que incluyó en aquel disco de 2010, en una versión bellamente vestida con el violín de William Roblejo. Pero menos, mucho menos está jugando, cuando advierte que en cada cubano y cada cubana, hay un mambí.

Comentarios

Natura que siempre es sabía no se dejó gobernar pa ponerle freno al freno un día parió un general. Se cuenta que fue valiente, nada lo pudo parar, las balas no le mataron su ansia de libertad. Los españoles temblaban cuando lo oían mentar, su nombre le recordaba la muerte sin vacunar. Por fuera se cambia mucho, por dentro no cambias na, la sangre sigue mambisa eso no puede variar. Quién fuera como Maceo!!
Del Rio

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video